18 de febrero, 2016 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Aguirre Newman ha diseñado las nuevas oficinas de Ecovidrio en la calle Miguel Angel 23. La nueva sede de la entidad se ha concebido como un espacio creativo que fomenta el talento, la productividad y la comunicación a través de espacios de encuentro, intercambio y enriquecimiento.

La división de Arquitectura de Aguirre Newman ha desarrollado el proyecto, que da respuesta al crecimiento de la compañía, desde la interactividad de los espacios y la cercanía entre perfiles profesionales distintos, y ha enfocado el diseño en la creación de espacios para la creatividad, que favorezcan la comunicación personal, acercando eficazmente a todos sus empleados.

El nuevo entorno de trabajo se configura como una herramienta eficaz de la entidad para la captación y retención del talento, con el objetivo de seguir siendo la entidad gestora líder en la contribución de la construcción de un modelo social sostenible.

“Este nuevo entorno nos va a permitir mejorar nuestra eficacia, nuestra eficiencia y el bienestar de nuestros equipos. Sin duda, la transición va a ser crucial para ofrecer todavía un mejor servicio a las compañías envasadoras, a las administraciones públicas y a los ciudadanos, verdaderos protagonistas de este modelo”, afirma José Manuel Núñez Lagos, Director General de Ecovidrio. “Este nuevo entorno de trabajo agradable, flexible y polivalente, adecuado para promover la colaboración y la comunicación, también ofrece un espacio para la innovación y para potenciar las ideas de nuestro plan estratégico de los próximos años”.

La nueva oficina de Ecovidrio en Madrid funciona como un espacio único con zonas de bienvenida para clientes y zonas internas de la organización. Sin embargo, cada espacio es un lugar de encuentro, work shop, área de reunión o de trabajo en equipo. El objetivo es que cada espacio pueda ser aprovechado por cualquier empleado para realizar las diferentes actividades del día a día.

El diseño del proyecto ha contado con unos elementos esenciales como el acceso a la luz natural como hilo conductor de los diferentes espacios; la calidad de la iluminación artificial y del aire interior; variedad de materiales; colores y mobiliario de aspecto ‘ligero’ y cálido. Todos estos factores evocan un ambiente fresco, agradable, poco cargado, divertido, innovador y diferente, lo que aporta una escala humana y confortable al conjunto de las nuevas oficinas de Ecovidrio.

“En el traslado a estas nuevas oficinas hemos puesto toda la emoción y la pasión para que nuestros empleados se sientan parte del proyecto y perciban que es un lugar atractivo para su día a día”, explica José Manuel Núñez Lagos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus