13 de junio, 2014 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

La tecnología basada en sensores de Tomra Sorting Recycling permite la separación de inertes y de vidrio de la materia orgánica fresca con gran precisión y eficacia, proporcionando una fracción orgánica de alta calidad y ayudando en la reducción general de costes de mantenimiento de los biodigestores.

Tomra Sorting Recycling ha participado en la 11ª edición de las Jornadas Biometa, organizadas por la Universidad de Barcelona y Área Metropolitana de Barcelona (AMB) y celebradas el pasado mes de mayo en Barcelona. La gestión de los residuos, especialmente de la materia orgánica, la puesta en común de las distintas opciones de procesos para la valorización, el conocimiento de las mejores prácticas en materia de biometanización y las últimas tendencias en métodos y tecnologías para la preparación del sustrato a digerir, fueron algunos de los temas que se trataron en las 8 sesiones en las que se estructuró el programa de Biometa 2014.

En la sesión dedicada a la separación y recuperación en las plantas de biometanización, Judit Jansana, Jefe Técnico Comercial de Tomra Sorting para España, Portugal y Latinoamérica presentó la ponencia titulada “Tecnología mediante sensores para separación de inertes de un flujo de materia orgánica fresca”. En ella describió, en primer lugar, el principio de funcionamiento de la tecnología TITECH x-tract, basada en sensores de rayos X y chorros de aire, que permite separar hasta el 95% de los inertes (piedras, vidrios, metales, conchas, huesos, etc) contenidos en la materia orgánica.

Los inertes son materiales más densos que la materia orgánica, que está formada por cadenas de carbono-hidrógeno. TITECH x-tract utiliza un generador eléctrico de rayos X junto con un sensor de rayos X de transmisión (tecnología XRT) que mide la densidad atómica y separa los materiales en función de la misma. La alimentación se realiza mediante bandeja vibrante y con material preferiblemente cribado, para reducir las mermas de orgánico y el sobresoplado. Así, el material entrante se dispone uniformemente en la cinta transportadora y una fuente eléctrica de rayos X produce una radiación que penetra en el material, absorbiéndose en mayor o menor grado dependiendo de su densidad atómica. La radiación sobrante es captada por una cámara de rayos X dotada con sensor DUOLINE®.

Estos equipos son aptos para elevadas producciones, de hasta 20 t/h para el modelo 1200, y para granulometrías desde ø6,25 mm hasta ø100 mm. En España su instalación y uso están exentos de autorizaciones, gracias a su blindaje de fábrica, pudiéndose instalar en cualquier planta.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus