28 de septiembre, 2021 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

El próximo miércoles, 29 de septiembre de 2021, la Comisión de Industria, Comercio y Turismo debatirá y votará una Proposición no de Ley de apoyo al consumidor industrial hiperintensivo en energía y a la cogeneración de alta eficiencia.[1]

La cogeneración de alta eficiencia es una tecnología utilizada por diversos sectores industriales que permite producir al mismo tiempo energía eléctrica y calor, lo que contribuye de manera decisiva a la competitividad industrial y a la reducción de emisiones de CO2. 

El sector reclama un marco regulatorio claro sobre la cogeneración y recuerda que ya en 2013 la Ley del Sector Eléctrico contemplaba un plan Renove que, tras 8 años, ningún Gobierno ha desarrollado, a pesar de que el propio Parlamento votó en 2020 con una mayoría del 98 % una proposición no de ley que instaba a su desarrollo. En la actualidad, está pendiente la convocatoria de una subasta, que el Gobierno anunció para el mes de febrero de 2020, pero que, a día de hoy, sigue pendiente. 

Según fuentes del propio sector, actualmente no existe ninguna tecnología alternativa con la capacidad de cubrir al mismo tiempo las necesidades de electricidad y calor de las empresas industriales de consumo energético intensivo, que se encuentran en sectores básicos para la economía como la alimentación, la industria azulejera o las industrias química y farmacéutica. 

La cogeneración en Europa: el ejemplo de Alemania
De acuerdo a los datos aportados por la asociación europea de cogeneración, COGEN Europe, la optimización de la cogeneración como parte de los sistemas energéticos integrados conduce a una reducción de los costes del sistema energético de entre 4.100 y 8.200 millones de euros y permite reducir las emisiones de CO2 entre 4 y 5 millones de toneladas anuales (el equivalente a las emisiones de tres millones de automóviles de gasolina). La asociación añade que “en Europa, la cogeneración desplazará la generación de solo energía y solo calor menos eficiente, contribuyendo del 13 al 16% de la energía total y del 19 al 27% de la producción total de calor en 2050”[1]

Para Marco Pezzaglia, presidente de COGEN Europa, “la cogeneración puede ser una de las columnas vertebrales para alcanzar la neutralidad de carbono en 2050”. “En un mundo con recursos finitos ya no podemos permitirnos desperdiciar energía: la cogeneración debe tener prioridad sobre la ineficiente producción separada de calor y energía. Esto ayudará a maximizar la eficiencia energética en sectores clave de la economía e integrará el sistema energético europeo al menor coste”. 

El propio Ministerio de Energía alemán dice en su web que “la combinación de calor y energía (CHP) tiene un papel especial en el proceso de reducción de las emisiones de CO2: las plantas de CHP producen no solo electricidad, sino también calor y, por lo tanto, son mucho más eficientes que otras instalaciones de generación de electricidad. El calor que se genera como subproducto de la generación de energía se utiliza para suministrar energía térmica a consumidores públicos y privados. En comparación con otras instalaciones de generación de energía, las plantas de cogeneración requieren menos combustible y, por lo tanto, son más eficientes”.[2]


 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus