Empresas Premium

1 de diciembre, 2020 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un grupo formado por los principales actores del sector de la gestión de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) solicita a la Unión Europea un profundo cambio de su política sobre estos residuos. El WEEE Forum, en representación de organizaciones de Responsabilidad Ampliada del Productor (RAP) de todo el mundo, ha desarrollado un nuevo enfoque que requiere la reforma del sistema actual de responsabilidad ampliada del productor y de sus objetivos, ya que los considera incompatibles con el fin establecido para ellos.

La nueva estrategia surge a raíz de una investigación reciente realizada por UNITAR, el Instituto de las Naciones Unidas para la Formación Profesional y la Investigación, así como de la constatación de que el número de Estados miembro capaces de cumplir con los objetivos de recogida de RAEE establecidos en 2019 es muy reducido, a pesar del enorme progreso que se está haciendo en la lucha contra el creciente volumen de residuos electrónicos que se generan. De esta forma, WEEE Forum ha definido cuatro etapas fundamentales para garantizar la obtención de un sistema justo con objetivos alcanzables.

La primera de ellas es la denominada “All Actors Approach” o sistema abierto. Se trata de un modelo de política dirigido a todas las empresas públicas y privadas con acceso a los RAEE e involucradas en los procesos relacionados con los mismos: la recogida, la logística, el reacondicionamiento, la reparación, el tratamiento, el reciclaje, la monitorización y los procesos legislativos y de aplicación. Según este enfoque, dichas entidades deberían estar sujetas a unas obligaciones legales mínimas relacionadas, entre otras cosas, con el cumplimiento de la legislación, las declaraciones a las autoridades competentes, la observación de los estándares oficiales y la comunicación.

Este sistema abierto implica también que todos los actores deben cumplir con sus obligaciones legales, establecidas por las autoridades competentes para asegurar que estos contribuyen de acuerdo con sus requisitos particulares. De esta forma, se obtendría un proceso más justo, una mayor inclusividad en el mercado y una mejora de la monitorización basada en la cooperación sostenida.

En segundo lugar, se solicita que los Sistemas de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) sean responsables únicamente de la recogida de los RAEE que tengan a su alcance (depositados en puntos de recogida, recibidos directamente, etc.) y no de los que se encuentren fuera de sus competencias (los que se reciclan como chatarra, por ejemplo), que se estima puede representar en torno al 40% de los RAEE generados. No obstante, se les exigiría la recolección del 100% de los residuos electrónicos a los que sí tengan acceso.

Asimismo, se propone que los SCRAP desempeñen un papel más centrado en los medios que en los fines, que implique la puesta en marcha de acciones destinadas a procesar correctamente y declarar de forma oficial los flujos de RAEE no declarados.

La tercera etapa consiste en la adopción por parte de las autoridades competentes de diversas medidas dirigidas a apoyar la recogida de RAEE. Entre ellas estarían el establecimiento de un organismo de coordinación y la mejora tanto de la red de recogida como de la monitorización de flujos de RAEE.

Por último, se solicita la revisión del método empleado para calcular las cantidades de RAEE que debe recoger cada Estado miembro. Actualmente, este se basa en el número de equipos eléctricos y electrónicos introducidos en el mercado o en el volumen de residuos generado previamente.

Jan Vlak, presidente de WEEE Forum, comentó sobre esta etapa que “la estrategia de sistema abierto y las medidas de apoyo supondrán una mejora de las tasas de recogida, pero no garantizarán la consecución de los objetivos. Sorprendentemente, la investigación indicó que el método empleado para calcular las cantidades de recolección actuales no es compatible con el propósito para el que ha sido diseñado. Como consecuencia, se obtienen objetivos incorrectos que no cumplen su cometido, por lo que resulta prioritario cambiarlo”.

Las principales carencias de esta metodología de cálculo tienen que ver con la existencia de fluctuaciones en las toneladas de recogida. Esto se debe a los ciclos económicos, la falta de precisión del concepto “introducidos en el mercado” y la vida útil de los dispositivos. Además, los objetivos establecidos a partir del mencionado criterio de aparatos introducidos en el mercado son incompatibles con la jerarquía de residuos actual, la cual promueve la prevención de residuos y la ampliación de la vida útil de los dispositivos.

Para Andreu Vilà, director general de Fundación Ecotic, Sistema de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP), y miembro del consejo de administración del WEEE Forum, “suscribimos completamente esta posición sobre la necesidad de evolucionar hacia un sistema abierto, que haga extensiva la responsabilidad de la gestión de los RAEE a toda la cadena de valor de los aparatos, que incluya desde las administraciones competentes hasta los propios consumidores, en el sentido de que la Responsabilidad Ampliada del Productor no debe ser entendida como una responsabilidad exclusiva de los productores de aparatos eléctricos y electrónicos”.

Según argumenta, “el actual modelo hace recaer toda la responsabilidad de la recogida de RAEE en los productores y los Sistemas de Responsabilidad Ampliada, pero no resulta posible gestionar un residuo al que no podemos acceder, por lo que no es factible alcanzar los objetivos establecidos sin introducir cambios sustanciales en el enfoque del problema”.

Situación del reciclaje en Europa
En cuanto a las cifras sobre flujos de RAEE a nivel internacional, el estudio de UNITAR estima que los países de la región del sur de Europa se hallan más cerca de los objetivos de recogida por habitante y año que sus homólogos del norte, si bien es cierto que en los países del norte se introducen mayores cantidades de aparatos anualmente.

Concretamente, las cantidades de RAEE recogidas que faltarían para alcanzar el objetivo del 65% de los aparatos eléctricos y electrónicos puestos en el mercado, tal como establece la Directiva RAEE y reflejan todas las normativas nacionales, se sitúan en el sur de Europa en 2,6 kilogramos/habitante/año.

La región sur se sitúa de este modo por delante de las regiones del Norte de Europa (4,1 kilogramos/habitante/año) y Europa Occidental (4,5 kilogramos/habitante/año). Pese a que Europa Oriental se halla más cerca del objetivo y se sitúa a una distancia de 1,4 kilogramos/habitante/año, cabe considerar que en esta zona la introducción de aparatos el mercado es sensiblemente inferior.

En el siguiente enlace se puede descargar la publicación de WEEE Forum en la que se resume la futura reforma solicitada para la Responsabilidad Ampliada del Productor:
https://weee-forum.org/wp-content/uploads/2020/11/EPR-and-the-role-of-all-actors_final.pdf

El informe de UNITAR al que hacen referencia algunas de las medidas sugeridas por WEEE Forum se puede consultar en el siguiente enlace:
https://weee-forum.org/wp-content/uploads/2020/11/In-depth-review_WEEE-Collection-Targets-and-Rates_UNITAR_2020_Final.pdf

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus