13 de septiembre, 2016 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

La flota atunera española agrupada en la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC) ha puesto en marcha un proyecto en el archipiélago de las Seychelles para el control de los FAD (dispositivos de concentración de peces) que se utilizan para las labores pesqueras. Su objetivo es evitar que queden varados en arrecifes de coral o playas de estas islas.

Para el desarrollo de este proyecto, denominado FAD Watch y financiado por OPAGAC, esta organización ha firmado un acuerdo con la Seychelles Fishing Authoriy (SFA), la Island Conservation Society (ICS) y la Island Development Company (IDC). El proyecto tendrá una duración inicial de un año. 

El proyecto FAD Watch se desarrolla a través de un conjunto de actividades logísticas destinadas a la retirada y limpieza de estos dispositivos, su adecuado almacenamiento hasta la recogida definitiva y las tareas de reciclaje posteriores. El proyecto incluye también la elaboración de bases de datos e informes que permitan evaluar los tipos de FAD empleados y su impacto medioambiental, así como para el diseño y desarrollo de otros con el menor impacto medioambiental posible. 

Además del apoyo logístico para la recogida de estos dispositivos, OPAGAC formará al personal implicado y monitorizará, mediante un sistema de alertas en tiempo real, la posición de los FAD a la deriva en las zonas sensibles marcadas por ICS. La organización aportará la información necesaria -coordenadas, trayectoria y tiempo estimado de alcance- en el momento que un FAD penetre en las últimas cinco millas náuticas antes de alcanzar un arrecife o una playa. Asimismo, OPAGAC colaborará en el desarrollo de sistemas de interceptación y recogida de estos dispositivos en aguas superficiales para facilitar su retirada definitiva. 

Según Julio Morón, gerente de OPAGAC, “este proyecto, pionero en todo el mundo, es otro paso más en nuestro objetivo y compromiso por asegurar la sostenibilidad en aquellos ecosistemas en los que operamos. Con FAD Watch garantizamos la eliminación de los restos de estos elementos de concentración de peces en zonas de ecosistemas sensibles y, consecuentemente, cualquier impacto negativo en el entorno”.

Por último, cabe recordar que la flota atunera española está desarrollando una nueva generación de FAD biodegradables que se están probando actualmente en el océano Índico. En este proyecto piloto, desarrollado con la colaboración de AZTI, OPAGAC va a desplegar próximamente al menos 100 de estos nuevos dispositivos para evaluar su durabilidad en condiciones reales de uso, así como la ausencia de toxicidad de los materiales que se usan en su construcción.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus