20 de mayo, 2016 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

El sistema integrado de gestión de aceites usados mayoritario en España (Sigaus) ha presentado los resultados de gestión del ejercicio 2015, en un encuentro con periodistas especializados del sector del medio ambiente y del motor. Sigaus se ocupa de recoger y dar un adecuado tratamiento al aceite industrial usado en toda España, uno de los residuos más contaminantes que existen, cumpliendo así, en nombre de sus empresas adheridas, con la normativa sobre aceites usados (RD 679/2006).

Los resultados presentados implican que Sigaus superó el año pasado las exigencias legales de recoger el 95% del aceite usado generado y de destinar a regeneración el 65% de lo recogido, ya que la tasa de regeneración se elevó prácticamente al 80%, demostrando el compromiso de la Entidad con la protección ambiental y el fomento de la economía circular.

En 2015 Sigaus recogió más de 120.700 t de aceites industriales usados,el equivalente a más de 13.000 camiones cisterna de 10.000 litros, y cubrió casi 70.000 puntos de recogida en un total de 4.850 municipios de toda España, gracias a la labor de 136 empresas gestoras autorizadas que trabajan en el marco del Sistema.

Mediante el tratamiento de regeneración, más de 92.000 toneladas de aceites usados sirvieron para obtener bases lubricantes con las que fabricar nuevos aceites. Se estima que, gracias a esta gestión, se han podido “devolver” al mercado lubricantes como para llenar el cárter de 15 millones de vehículos en España. Por su parte, casi 27.000 toneladas de aceites usados fueron valorizadas energéticamente para convertirse en un combustible de uso industrial similar al fuel óleo, utilizado en centrales térmicas de cogeneración eléctrica, cementeras, papeleras, etc. generando una energía equivalente al consumo eléctrico de 68.000 hogares durante todo un año.

En palabras de Eduardo de Lecea, Director General de la Entidad, “Sigaus garantiza un medio ambiente protegido de los aceites usados porque acude a recogerlos a cualquier punto en el que se produzca el residuo, independientemente de la actividad que lo genere, de lo alejado que se encuentre el lugar y, por tanto, de lo costoso que sea la recogida. Así, aseguramos, no sólo que el aceite no impacta sobre el entorno, sino que se reaprovecha al 100%”.

De Lecea recordó la especial importancia de la recogida de un residuo tan peligroso y contaminante en zonas rurales, donde, gracias a la financiación de Sigaus, se hace acopio de pequeñas cantidades, muy diseminadas entre sí, y que, de no recogerse, “supondrían un serio riesgo ambiental, pues son municipios en muchos casos ubicados en entornos de gran riqueza ambiental, como espacios naturales protegidos o recursos hídricos”. Como ejemplo, en 2015 Sigaus recuperó 16.900 t de aceites usados en 1.378 localidades rurales junto a espacios naturales protegidos nacional o internacionalmente.

Una nueva financiación para 2016
Precisamente, para mantener dicho nivel de recogida y protección ambiental, Sigaus monitoriza los mercados derivados del petróleo que afectan directamente al valor del residuo como materia prima y, por tanto, al coste neto de su gestión. En este sentido, el Director General de Sigaus se refirió al nuevo sistema de financiación que se aplicará durante el año 2016 a las empresas que realizan operaciones de recogida de aceites usados y cuyo objetivo es compensar la evolución a la baja del principal mercado de los aceites usados procesados, las bases lubricantes, y seguir garantizando que todo el aceite usado se recoge y se trata, sin impactar sobre el medio ambiente.

Para ello, se ha definido un mecanismo de compensación indexado a la cotización internacional de los lubricantes, con el fin de adaptar mensualmente la financiación de la recogida a las variaciones de precios durante 2016, asegurando en todo momento el “servicio universal”. Así, cuanto más “barato” se venda el aceite usado, más financiará Sigaus. Con las cotizaciones del pasado mes de abril, el mecanismo supuso inyectar en la actividad de recogida un total del 136% más de lo que se venía abonando en 2015.

Además, la financiación de Sigaus tiene en cuenta una zonificación de los municipios españoles en base a las variables de lejanía y volumen generado, primando la recogida en municipios en los que la recogida es más costosa. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus