por Marina Gros, Experta en Eficiencia Energética / Área de Políticas Públicas y Gobernanza ECODES 21 de enero, 2021 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La etiqueta energética de la UE ha ayudado a consumidores y a procuradores en la búsqueda y selección de productos de eficiencia energética durante más de 25 años. Además, la etiqueta ha promovido el desarrollo de productos más eficientes e innovadores, reduciendo radicalmente el consumo energético y los costes de utilización de los electrodomésticos.

Sin embargo, debido al aumento de la eficiencia energética, se ha hecho necesario incluir nuevas categorías para estos productos (A+. A++ y A+++).

Esta escala actual del etiquetado, que comprende las categorías de A+++ a G, se ha vuelto menos eficaz. Esto se debe a que al involucrar categorías con muchos “+” la escala ya no es tan transparente, y a que la mayoría de los productos en el mercado ya está en las 2 o 3 clases más altas. Estas dos razones dificultan a los consumidores distinguir los productos más eficientes.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus