por Cicloplast 16 de octubre, 2020 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Tres años de investigación demuestran que es posible técnicamente reciclar las cajas de pescado de EPS en nuevos envases de poliestireno (PS) para aplicaciones en contacto alimentario.

El proyecto Life EPS-SURE ha culminado los tres años de investigación con éxito: las cajas de poliestireno expandido (EPS), conocidas como corcho blanco, que se utilizan como envase para almacenar, transportar y presentar productos frescos como el pescado, pueden transformarse en nuevos envases de PS aptos para contacto con alimentos, como el envase de yogur, gracias a un innovador proceso de reciclado.

El consorcio formado por las empresas Cicloplast, Anape, Coexpan, El Corte Inglés y Total Petrochemicals Ibérica presentó el pasado viernes, 19 de junio, los resultados del proyecto de I+D+i en un evento online con más de 100 asistentes de diferentes países europeos y de sectores como el de administraciones públicas, envasadores de grandes marcas, distribuidores del sector comercial, industriales del sector plástico, recicladores y asociaciones y cofradías del sector de la pesca, entre otros.

La principal conclusión es la viabilidad técnica del proyecto, que abre paso a nuevos desarrollos y sienta las bases para la autorización y certificación de grado alimentario para el poliestireno reciclado procedente de la caja de pescado (r-PS) por parte de la agencia europea EFSA.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus