por Camfil 20 de julio, 2020 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El polvo está en todas partes, en nuestros hogares, lugares de trabajo y en el entorno. Todos sabemos que es molesto encontrarse polvo en las superficies y, por desgracia, este polvo puede causar alergias, problemas de salud y problemas en los procesos y en los equipos de producción. El hecho es que el polvo es dañino, pero no tenemos que sufrir por él. Permítanos compartir soluciones de aire limpio para eliminar esas pequeñas partículas del ambiente.

¿Qué es el polvo? 
Simplemente, el polvo está formado por pequeñas partículas de materia sólida seca. Comienza como partículas en el aire, pero éstas finalmente aterrizan en superficies horizontales. El polvo se puede producir en cualquier lugar, pero se clasifica en tres categorías principales: polvo ambiental, polvo doméstico y polvo industrial.

En casa, realizamos limpiezas diarias (recomendamos productos sin químicos) para eliminar todo el polvo visible, haciendo uso de un purificador de aire también eliminará las indeseables partículas muy pequeñas llamadas PM1 (Material Particulado 1).

El polvo doméstico y ambiental puede desencadenar síntomas de asma y alergias, pero hay maneras de prevenir o aliviar los síntomas. Pero, ¿qué pasa en las zonas de fabricación y con los procesos que producen cargas pesadas de polvo? 

La producción y fabricación produce polvo industrial
El polvo industrial, también conocido como polvo de proceso, se genera durante el proceso de fabricación o producción. Por ejemplo, el corte, taladrado, rectificado o aserrado generan polvo. También puede producirse a partir de materiales, productos químicos, o ingredientes utilizados en el proceso de producción, como la harina, el azúcar, y los productos farmacéuticos. Procesos como la soldadura y el corte por plasma también producen partículas muy pequeñas. El polvo en general, incluido el polvo combustible, debe filtrarse y confinarse adecuadamente para garantizar la seguridad y la salud de los empleados. El polvo industrial puede contener metales y productos químicos que pueden ser dañinos si se inhalan o están en contacto con la piel. Además, algunos tipos de polvo de proceso pueden ser inflamables, lo que puede desencadenar explosiones e incendios en el lugar de trabajo si no se trata correctamente.

Protegemos a las personas, los procesos y el medio ambiente 
Si sus procesos de producción generan polvo, una de sus prioridades es asegurar la buena calidad del aire. Especialmente las partículas de polvo en el aire, deben recogerse y confinarse para proteger la seguridad de los empleados y cumplir con los requisitos reglamentarios. Hay elementos clave que deben tenerse en cuenta al eliminar el polvo, la limpieza en los espacios de fabricación industrial junto con oficinas, áreas de conferencias, salas de control, salas de servidores y espacios similares, en estas instalaciones deben estar protegidos contra la infiltración de polvo de procesos de fabricación cercanos o de partículas contaminantes en el aire exterior. Las normas y reglamentos específicos garantizan la seguridad de los empleados que trabajan en los procesos de producción y su entorno de trabajo.

Es posible garantizar una alta calidad del aire interior para los trabajadores, a la vez que se ahorra energía y se mantiene la rentabilidad en un entorno de producción. Los Captadores de Polvo y Humos de Camfil para el control de la contaminación o la recuperación del producto, pueden ayudar significativamente en todas estas áreas. 

Una buena Calidad del Aire Interior (CAI) necesita trabajo y cuidados
La eliminación del polvo protege los procesos, evita paradas inesperadas en la fabricación y ayuda a evitar las bajas del personal. Los captadores de polvo de alta eficacia de Camfil son conocidos por mantener la limpieza en espacios de fabricación industrial. Eliminan el polvo así como los humos tóxicos y combustibles, incluidas las cargas de polvo fino, fibroso y pesado. También reducen las molestias de los trabajadores eliminando los alérgenos que se encuentran en los procesos y ayudan a proteger los equipos y la maquinaria de la contaminación.

También ayudan a prevenir los riesgos en la seguridad y los problemas de salud causados por el polvo, los humos y la neblina, así como las explosiones y los incendios. Las soluciones también permiten a las empresas cumplir con las regulaciones gubernamentales de calidad del aire tanto dentro como fuera de las fábricas. Camfil se compromete a ayudar a los clientes a proteger a las personas, los equipos, los procesos y el medioambiente. Hemos alineado nuestras acciones con Las Naciones Unidas, y su objetivo número 8, “Trabajo Decente y Crecimiento Económico”.

Al elegir el sistema de filtración adecuado, puede garantizar la seguridad de sus trabajadores y ahorrar en tiempo, dinero y energía. 

Para saber más pinchar aquí:

https://www.camfil.com/es-es/insights/manufacturing-and-machinery/what-is-dust-and-how-to-eliminate-it

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus