por Carlos Reinoso Director general de ASPAPEL (Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón) 14 de julio, 2015 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La industria de la cadena del papel apuesta por la reindustrialización desde un nuevo modelo de consumo y producción. Es el momento de apostar por un nuevo modelo industrial de consumo y producción sostenible, con un uso más eficiente de los recursos. Es la hora de la economía circular, que está en el propio ADN del papel. Es nuestra hora porque somos una industria que aporta valor a la sociedad, y que es referente en sostenibilidad.

Tras la larga crisis, hay un amplio consenso en torno a la necesidad de acometer un proceso de reindustrialización, de volver a la economía real, que genera valor añadido y riqueza, que crea empleo estable y de calidad, que invierte e innova. Y ese proceso de reindustrialización en nuestro país debe llevarnos hacia un nuevo modelo de producción y consumo basado en la eficiencia. Es necesario dejar atrás la filosofía del “usar y tirar“ y trabajar por un modelo de economía circular en el que los residuos se transforman en recursos, buscando la eficiencia a lo largo de todo el ciclo.

El concepto de reciclaje es esencial en la economía circular e implica productos fácilmente reciclables, separación en origen, eficientes sistemas de recogida y tratamiento, mercados para las materias primas secundarias… Pero este nuevo paradigma va más allá del reciclaje, abarcando todo el ciclo: materias primas renovables, recursos locales, ecodiseño, eficiencia en los procesos de fabricación (eficiencia energética, reducción y valorización de los residuos del proceso…), simbiosis entre sectores, nuevos modelos de consumo…

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus