Empresas Premium

por Pascual Bolufer Asociación Española de Comunicación Científica 20 de junio, 2014 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ya disponemos en 2014 de la nueva química de pilas, de megavatios, que muestran su capacidad para crear un almacenamiento eléctrico de bajo coste, de larga vida, el ideal para las horas en que la demanda supera la producción en las grandes empresas de fluido eléctrico. Por otro lado, las pilas de plomo-ácido son muy conocidas, también útiles, duran entre 4 y 5 años, pero la pregunta, por encima de su coste, es si no podemos contar con algo mejor. Hoy en día contamos con 20 clases de pilas para poder escoger, y debemos tener en cuenta que las baterías de flujo redox aún se encuentran en fase experimental. Y no olvidemos un asunto muy importante en estos tiempos: las pilas deben ser reciclables.

Es un viejo problema que los pantanos y sus saltos de agua resolvían: suministrar toda el agua que la demanda pide, y con ella la potencia eléctrica siempre era algo superior a la demanda. El último esfuerzo en este sentido lo está haciendo Eos Energy Storage, New York, y con éxito, superior al de otras empresas.

Las pilas de plomo-ácido son muy conocidas, muy útiles, duran 4-5 años, y tienen un coste de 200-300 euros kWh. Hoy dominan el mercado. ¿Podemos encontrar algo mejor?

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus