por María Mestre Montserrat Licenciada en Ciencias Ambientales y miembro de la Fundació ENT / Ignasi Puig Ventosa Dr. en Ciencias Ambientales y coordinador de proyectos de ENT Environment and Management y la Fundació ENT 28 de abril, 2014 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La canalización de excedentes alimentarios en el ámbito local se presenta como una oportunidad de prevención de residuos con una fuerte incidencia social que tiene cada vez más implantación. Los resultados conseguidos en Cornellà de Llobregat y Torredembarra, demuestran tener un impacto social y ambiental positivo, además de un balance económico favorable.

En los últimos años la prevención del desperdicio alimentario se ha situado como una de las principales líneas de acción para la reducción de residuos orgánicos, actuaciones que tienen un perfecto encaje en el momento socioeconómico actual por su impacto social positivo. Diversos documentos de planificación de la gestión de residuos, en el ámbito local, autonómico, estatal o europeo recogen líneas estratégicas y acciones específicas en la dirección de reducir la comida desperdiciada en todos los estadios de la cadena alimentaria.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus