Empresas Premium

por AERZEN IBÉRICA 12 de enero, 2024 Agua comentarios
< Volver

Rara vez ocupa un lugar destacado en la lista de prioridades, gran error… hablamos de la ventilación de la sala de máquinas, clave para el correcto funcionamiento de las unidades que se alojan en ella. Una buena ventilación permite, que el aire circule y disipe el calor generado por los equipos, evitando así el riesgo de sobre calentamiento y averías. Desde AERZEN te vamos a explicar el por qué y cómo mejorar la ventilación de tu sala de máquinas.

Los compresores, ventiladores y turbos de AERZEN, están en el centro de innumerables procesos en todo el mundo. Están diseñados para lograr la máxima eficiencia y el máximo ahorro de energía, garantizan las reducciones de costes y menores emisiones de CO2.

Normalmente se utiliza el 100% de energía. El 15% se pierde en una sala de máquinas mal diseñada (como pérdidas térmicas por radiación de calor de las unidades, así como mecánicas, pérdidas por depresión en la sala de instalación de máquinas y pérdidas de ingesta). Es imprescindible incluir la sala de máquinas en el concepto de eficiencia. La ventilación de la habitación juega aquí un papel central, porque la presión del aire y la temperatura en el lugar de instalación de las máquinas, son de vital importancia para una operación eficiente.

Aún queda mucho margen de mejora

Resumiendo, sin una ventilación profesional de la sala de máquinas, los usuarios no van a tener la eficiencia y el ahorro esperado. Los ventiladores y compresores funcionan más o funcionan más tiempo, logrando el rendimiento requerido. Los operadores de las plantas a menudo ni siquiera son conscientes de cómo reducen los beneficios de eficiencia, con una ventilación inadecuada en las salas de instalación. Las pérdidas se deben a temperaturas demasiado altas. y/o presión de aire claramente incorrecta.

Las consecuencias de una ventilación inadecuada de la sala:

  • Mayores necesidades energéticas de los áridos.
  • Desgaste más rápido de los componentes del sistema.
  • Vida útil reducida de la máquina.
  • Propagación del sonido sin obstáculos.
  • Mayores costos de energía y mantenimiento.

Los valores tienen que ser los correctos

Es completamente irrelevante de dónde obtienen las unidades el aire de admisión. Importante es, que haya suficiente cantidad de aire a la temperatura adecuada. El sonido no es importante, pero no trivial.

Sin suministros las máquinas se quedan sin aire

Las unidades AERZEN funcionan según el principio de desplazamiento (compresor con compresión, sin ventilador) y son los llamados transportadores forzados. Esto es, toman aire de su entorno continuamente. Si no entra aire o entra muy poco, significa que falta aire en la habitación, creándose una presión negativa.

Esto puede llegar tan lejos que ya no se puedan abrir puertas. Con una hoja de puerta de 2 m2 y una depresión interior de 25 mbar se trabaja la fuerza de presión de 5.000 N sobre la puerta. Esto corresponde a aproximadamente 510 kg. Los trabajadores pueden quedarse en la sala de máquinas encerrados y no podría salir de ella, creando una situación peligrosa. Además se producen pérdidas en la eficiencia de las máquinas.

A los generadores de aire de proceso les gusta enfriar

Cuando se comprime el aire se crea mucho calor debido al proceso, tanto en el calor generado por el flujo de aire, así como debajo del capó acústico, debido al calor residual del motor. Este calor residual no saldrá de la habitación. Si se realiza al aire libre, la temperatura ambiente puede elevarse a niveles inaceptables.

Como resultado las unidades pueden sobre calentarse, lo que resulta una pérdida de eficiencia, desgaste por uso y una vida útil más corta. Este efecto ocurre con todas las tecnologías de máquinas, sin embargo en diferentes formas.

Para soplantes de pistón rotativo utilizados en neumática y la tecnología de aguas residuales, son muy comunes (el desarrollo de calor es particularmente alto fuerte). Por ello, estos son sustituidos más a menudo reemplazados por compresores de pistón rotativo y turbos, lo que proporciona una mayor eficiencia energética y una menor radiación de calor llevar consigo.

¿Ruidoso en lugar de cálido? No es buena idea.

Se puede pensar que simplemente abriendo la puerta mejora el clima interior. Abrir la ventana de una sala de máquinas no tiene el cálculo del sonido hecho. Porque el sonido puede escapar libremente a través de las aberturas, un efecto secundario indeseable que afecta al cumplimiento de las normas laborales y de protección acústica.

El otro extremo es igualmente inútil. Al diseñar la sala de máquinas, la atención se centraría exclusivamente en construir la capa exterior lo más insonorizada posible. Debido a la insonorización, entra muy poco aire exterior al interior. Los agregados literalmente se quedaría sin aire debido a la falta de suministros. También las máquinas pueden aspirar a través de tuberías, es decir, directamente desde el exterior. Hay desventajas porque puedes escuchar el ruido de admisión reubicado afuera.

Problemas adicionales en neumática

Tomamos como ejemplo el transporte neumático de medios sensibles en la industria alimentaria, como el azúcar, cacao en polvo o similar (se deben mantener ciertos rangos de temperatura). Si el aire de transporte es demasiado caliente, el material transportado se dañará. Si se quieren promocionar productos sensibles, los usuarios deben asegurarse de que el aire de entrada esté frío.

Cuanto mayor sea la temperatura de entrada, mayor será la temperatura de compresión final. La regla general es: por cada 100 mbar más de presión en el proceso de compresión, la temperatura en el lado de salida aumenta en 10 Kelvin. Con una presión de suministro de 500 mbar y una temperatura ambiente de 20 grados, da como resultado una temperatura de salida de 70 grados (20 grados de temperatura de entrada, más 50 grados de aumento de temperatura debido al proceso de compresión).

Cada 100 mbar más de presión = 10 Kelvin de aire el transporte es más caliente. Si la temperatura de salida es demasiado alta para el medio a transportar, se debe enfriar el aire de transporte. En soplantes de hasta 1.000 mbar ocurre en el lado de aspiración. La ventaja aquí es que el enfriamiento de la entrada del aire, generalmente se seca previamente.

Sin embargo, en el caso de los compresores de tornillo AERZEN, se recomienda la refrigeración en el lado de presión. Debido a la mayor, las presiones alcanzan temperaturas de compresión de aproximadamente 200 grados. En distancias más largas de transporte, también se produce la convección en la tubería para enfriar el aire de transporte y así, en determinadas circunstancias, caer por debajo del punto de rocío a presión. Si el punto de rocío a presión cae por debajo, cae agua. Por lo tanto, la gestión de la temperatura es crucial. Importante para la eficiencia y calidad de los procesos de financiación.

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus

Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas o videos vistos). Puedes obtener más información y configurar sus preferencias.

Configurar cookies

Por favor, activa las que quieras aceptar y desactiva de las siguientes las que quieras rechazar. Puedes activar/desactivar todas a la vez clicando en Aceptar/Rechazar todas las cookies.

Aceptar/rechazar todas
Cookies Analíticas

Cookies que guardan información no personal para registrar información estadística sobre las visitas realizadas a la web.

Cookies de Marketing

Cookies necesarias para determinadas acciones de marketing, incluyendo visualización de vídeos provenientes de plataformas como Youtube, Vimeo, etc. y publicidad de terceros.

Cookies de Redes Sociales

Cookies relacionadas con mostrar información provenientes de redes sociales o para compartir contenidos de la web en redes sociales.