Empresas Premium

por Luis Palomino, Secretario general de la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos y Recursos Especiales (ASEGRE) 7 de abril, 2021 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El sector de la gestión de los residuos industriales y peligrosos ha desempeñado un papel fundamental durante la crisis que ha producido la pandemia. Desde 2020 ha sido un facilitador para que sectores esenciales como el sanitario, el químico, energético o logístico, hayan podido continuar su actividad en los momentos más difíciles. Una vez concluido un año tan singular toca afrontar un 2021 lleno de desafíos para el sector de los residuos, con modificaciones legislativas y fiscales muy relevantes.

Anteproyecto de ley de residuos y real decreto de traslados
En primer lugar, cabe destacar que el anteproyecto de ley de residuos y suelos contaminados llegará durante los meses de abril y mayo al Congreso de los Diputados. Esta ley va a incorporar toda la experiencia de los últimos 10 años, así como las novedades legislativas de la Unión Europea y lleva parejo un marco normativo complementario como es el nuevo real decreto de traslado de residuos. Este real decreto se aprobó en 2020 y este año deberá estar plenamente operativa la tramitación telemática relacionada con el traslado de residuos. Esperamos que, para su correcto funcionamiento, se cree un soporte técnico para resolución de incidencias, la disponibilidad del servicio y también que se asegure la actualización diaria de la base de datos de productores y gestores.

Consideramos muy importante este real decreto porque, tras años de trabajo y concienciación por parte de nuestra asociación y otros grupos de interés, España se va dirigiendo hacia una gestión más profesionalizada en la que el productor del residuo compartirá la responsabilidad hasta su tratamiento final. Para ello, esta normativa va a mejorar la trazabilidad de los traslados desde el lugar de origen del residuo hasta el destino final. También clarifica la tramitación electrónica y facilita la vigilancia y el control de los traslados por parte de las autoridades competentes. Además, al estar la trazabilidad más controlada, los gestores podrán tratar cada residuo de acuerdo con su clasificación y características en plantas específicamente diseñadas para ello.

Publicidad
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus