14 de octubre, 2020 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Iñigo Amoribieta es el encargado de desarrollar el negocio de Otovo en España. La compañía, un marketplace de origen noruego especializado en autoconsumo, tiene gran confianza en nuestro país, pese al momento sanitario y económico. "España es un mercado regulado y es uno de los países que tiene más horas de sol. Pero también porque, a pesar de esto, el mercado del autoconsumo solar residencial todavía no está muy desarrollado, la energía es cara y hay otros países como Alemania con menos horas de sol que están mucho más desarrollados", explica Amoribieta. 

Otovo es una empresa que ofrece un servicio "llave en mano" de instalación de paneles solares en viviendas unifamiliares. "La fotovoltaica es ya un sector rentable y razonablemente seguro a la hora de hacer inversiones", subraya.

Antes de su llegada a Otovo, Iñigo Amoribieta fue COO de We Are Knitters, CEO de La Nevera Roja y CEO de Groupon en España. En Otovo desde finales de 2019, Amoribieta ha sido el encargado de establecerla en España y hacerla crecer en la "nueva normalidad". 

¿Nos puede explicar de un modo breve la trayectoria de la compañía?
Otovo es un marketplace de origen noruego que busca construir la comunidad virtual de autoconsumo más grande de Europa, ofreciendo al usuario un servicio “llave en mano” de instalación de paneles solares en viviendas unifamiliares, tras comparar entre varios instaladores y encontrar la mejor relación calidad/precio.
Fundada en Oslo en 2016 por Andreas Thorsheim, ex directivo de Schipsted, además de en Noruega, donde ya tiene un 60% de cuota de mercado, la compañía está presente en Francia, Suecia y España; ofreciendo a sus clientes servicios de optimización de costes, tramitación administrativa e instalación de paneles solares.
En España aterrizó en enero de 2020, con una experiencia de 3.000 instalaciones sólo en el último año en los países nórdicos. Para poner este número en perspectiva, en España en 2019 se pudieron hacer, en total, 5.000 instalaciones. Gracias a esta experiencia, en cuestión de meses, se ha convertido en la empresa líder en instalaciones residenciales en España, y va camino de cumplir su plan de alcanzar las 1.000 instalaciones en su primer año de vida en nuestro país, hasta convertirse en líder en el sector.

¿Por qué motivo eligieron España en este momento para desarrollar su negocio?
Principalmente, porque es un mercado regulado y porque es uno de los países que tiene más horas de sol. Pero también porque, a pesar de esto, el mercado del autoconsumo solar residencial todavía no está muy desarrollado, la energía es cara y hay otros países como Alemania con menos horas de sol que están mucho más desarrollados: allí más de millón y medio de hogares se han sumado ya al autoconsumo. Por todo esto, vimos que la energía solar en nuestro país tiene mucho potencial de crecimiento: para la familia media es una inversión con una rentabilidad entre el 10 y 15% anual, generando importantes ahorros en electricidad, de un 50% del consumo que realicen.
De hecho, la acogida de Otovo en España ha sido muy calurosa, a pesar incluso de las actuales circunstancias. Creemos que, con el adecuado desarrollo del marco regulatorio y apoyo público, podemos recuperar el liderazgo en energía solar que siempre tendríamos que haber tenido como país.

¿Cuál cree que es la situación de las energías renovables actualmente en España?
Creo que, ahora más que nunca, las energías renovables, y en concreto el autoconsumo solar residencial, están llamados a ser una ayuda fundamental para las familias españolas que han visto afectada su economía a raíz de la crisis.
La fotovoltaica es ya un sector rentable y razonablemente seguro a la hora de hacer inversiones. Sin subvenciones ni ayudas, a precios de mercado, ofrece ya ese 15% anual que comentábamos. Es más, la fotovoltaica y en general todas las energías renovables, pueden llegar a convertirse en una palanca de crecimiento que nos ayude a salir de esta crisis sanitaria y económica.
En estos meses, hemos comprobado que el mercado del autoconsumo solar en España está explotando en el segmento residencial. Cada vez más familias eligen aprovechar su tejado para generar energía limpia y sostenible que, además, les ayuda a ahorrar en la factura de la luz. Además, los cambios regulatorios de 2019, que eliminaron el famoso impuesto al Sol y obligaron a las comercializadoras a compensar por la energía no consumida han hecho que la rentabilidad de los paneles solares se dispare.

¿Qué esperan del desarrollo de las energías renovables y, particularmente de la solar fotovoltaica, a medio y largo plazo en nuestro país?
Prevemos que este mercado crecerá un 100% anual hasta las 10.000 instalaciones. Muchos agentes del sector ya existentes están reportando crecimientos de dobles dígitos y, con la llegada de nuevos actores como nosotros, que nos sumamos a sus volúmenes, creemos que llegar a doblar el mercado no es ni mucho menos una quimera.
Aun así, es todavía un ritmo ínfimo para los cuatro millones de viviendas unifamiliares que podrían acceder al autoconsumo, según está diseñado en la actualidad, con todavía importantes limitantes para la rentabilidad en el caso de edificios de vecinos.

¿Hasta qué punto está incidiendo la pandemia del coronavirus en los planes de negocio de la compañía?
Al inicio de la crisis, las empresas de autoconsumo solar tampoco nos libramos de los efectos del COVID-19, experimentando un parón en nuestra actividad y sufriendo algunos retrasos en la entrega de los pedidos procedentes de China. En concreto, desde Otovo, vimos en los primeros días del confinamiento una ralentización de la demanda por parte de particulares, lo que trajo consigo mejoras importantes en precio por parte de la oferta de los instaladores. Éstos, salvo las semanas de parón total, continuaron trabajando, planificando proyectos y avanzando en los aspectos técnicos y sobre la seguridad en el proceso de instalación en el nuevo contexto sanitario, lo que permitió que, al volver a la normalidad, se retomara rápidamente la actividad y la demanda.
Con todo esto, ya en verano, hemos sido testigos de cómo los consumidores se han dado cuenta enseguida de que una inversión en su hogar se puede repagar ahora mucho mejor aún que antes de la crisis, lo que ha llevado a un incremento sustancial en la demanda de este tipo de instalaciones.
Además, el teletrabajo derivado del COVID no ha hecho sino acelerar la necesidad de este tipo de soluciones, ya que la gente está más dispuesta que nunca a invertir en sus casas, donde ahora trabajan muchas más horas (incrementando el ahorro y rentabilidad que supone tener un sistema solar) y quieren hacer de su hogar una fuente de energía limpia, sostenible y gratuita.

¿Nos puede explicar en qué consiste el modelo de negocio de Otovo?
Otovo es un marketplace de origen noruego que busca construir la comunidad virtual de autoconsumo más grande de Europa, ofreciendo al usuario un servicio “llave en mano” de instalación de paneles solares en viviendas unifamiliares, tras comparar entre varios instaladores y encontrar la mejor relación calidad/precio.
Una familia que se instale un sistema fotovoltaico en su tejado puede esperar una rentabilidad media de un 10% a 15% anual, lo que repaga el sistema entre 7 a 10 años. La instalación media en España ronda los 10 módulos (3.5kWp) y 5.000 euros, lo que supone a una familia un ahorro en luz, al año siguiente de entre 500 y 800 euros.
El proceso de contratación e instalación con Otovo es muy sencillo y apenas lleva 30 segundos: el usuario escribe una dirección postal en nuestra web, selecciona las características del tejado de su vivienda, y la plataforma realiza un estudio basado en algoritmos. Entre otras variables, tiene en cuenta la zona, las características de la vivienda y el tejado, y el consumo actual de energía. Tras este análisis, la web ofrece al consumidor, sin compromiso alguno, la mejor opción basada en las necesidades reales de este, y el servicio de instalación más eficiente para cada caso. Actualmente, ofrecemos diferentes modalidades de contratación:
• Compra: El servicio tradicional de Otovo para aquellos que prefieren hacer una inversión inicial y ser propietarios de los paneles desde el primer día. Es la opción que más alta rentabilidad ofrece, pero requiere una inversión inicial.
• Compra con financiación con el BBVA: A través de BBVA Consumer Finance, Otovo permite financiar paneles solares hasta 96 meses, sin garantía real ni gastos de apertura al 5.5% TIN.
• Alquiler: Es la opción que permite sumarse al autoconsumo sin inversión, ya que el ahorro que generan los paneles es menor al pago del alquiler desde el primer día. Este servicio es accesible para todos los clientes, quienes ya no tienen que hacer ninguna inversión previa, y pagan únicamente una cuota mensual ajustable al tamaño de la instalación mediante la fórmula del renting. Al cabo de 20 años, la instalación pasa a ser propiedad del usuario y, hasta entonces, Otovo se encarga del mantenimiento y garantía de los paneles, de forma que el cliente no tenga que preocuparse de nada.

Se puede hablar de un servicio “llave en mano”, ¿verdad?
Sí, en cualquiera de las tres modalidades de contratación, Otovo ofrece al usuario un servicio “llave en mano”, seleccionando el mejor equipamiento y llevando a cabo su instalación a través de instaladores certificados, tras comparar y encontrar la mejor relación calidad/precio. De hecho, el equipamiento es el mismo en compra o alquiler, lo que da mucha seguridad de que somos los primeros que nos creemos la vida útil de nuestros equipos.

¿Cómo seleccionan a los instaladores que trabajan para Otovo?
Actualmente trabajamos con más de un centenar de instaladores, dando cobertura en todo el territorio nacional, tanto en Península como en islas.
Para poder trabajar con Otovo, estos instaladores tienen que cumplir una serie de requisitos y alcanzar ciertas certificaciones. Entre la información que les pedimos son todos los permisos necesarios, seguros en regla, ejemplos previos de trabajos similares y referencias de clientes. Es un proceso de validación exhaustivo, a lo que se suman supervisión y auditorías durante y después de los proyectos.
Así, nuestro modelo nos permite trabajar con los mejores instaladores locales, asegurando su trabajo y supervisando su actividad utilizando las herramientas de software que compartimos con ellos en cada proyecto. Esto nos permite asignar el instalador óptimo en cada proyecto. Con esta amplia red de instaladores a nivel nacional y con nuestra experiencia nos aseguramos de trabajar con los mejores y seleccionar el instalador apropiado para cada trabajo.

¿Qué mensaje lanzaría a los consumidores españoles para que confiasen en Otovo?
Ninguna otra compañía te permite rastrear la mejor oferta calidad/precio para la instalación de placas solares en tu vivienda ofreciéndote un servicio “llave en mano” con una rentabilidad de hasta el 15% anual, y abriéndote la puerta a una nueva oportunidad de ahorro.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus