Empresas Premium

por A. Pedrouso Fuentes1, A. L. Esteban-García2 *, I. Tejero Monzón2, R. Díez-Montero2, M. Castrillo Melguizo2, J. Trela3, E. Plaza3, J.L. Campos4, A. Val del Río1, A. Mosquera Corral1 15 de julio, 2020 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

La implementación de procesos novedosos para la eliminación de nitrógeno permite maximizar la recuperación de energía convirtiendo las estaciones depuradoras de aguas residuales en productoras netas de energía y promoviendo la reutilización del agua. Se proponen así dos alternativas: incrementar la eficiencia de transferencia de oxígeno o usar procesos biológicos con menores requerimientos de oxígeno. 

En el ámbito de la economía circular, las aguas residuales ya no son consideradas residuos que tienen que ser tratados sino una fuente de agua para reutilizar, de energía, de nutrientes y de otros recursos que pueden y deben ser valorizados. Cuando el agua residual es regenerada, constituye una fuente adicional de agua disminuyendo la presión sobre las fuentes de agua fresca, en especial en regiones con escasez hídrica. El principal uso del agua regenerada en Europa es en la agricultura, suponiendo el 32 % del total del agua reutilizada. Además de constituir una fuente alternativa de agua, ésta proporciona nutrientes (nitrógeno y fósforo) disminuyendo la necesidad de aplicar fertilizantes químicos.

Sin embargo, la legislación sobre reutilización limita el contenido de nutrientes del agua reutilizada en regadío atendiendo a las necesidades de cultivos y las características del suelo. Este hecho junto con la gran variación estacional de la demanda de agua en la agricultura, hacen que sea necesario desarrollar alternativas para la eliminación de nitrógeno que permitan otros usos del agua o, en última instancia, su descarga al medio acuático. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus