20 de diciembre, 2019 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Rosa Trigo es doctora en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid y desde 1997 es parte del equipo de Ecoembes. Actualmente es directora Técnica y de Innovación de Ecoembes, donde también forma parte del Comité de Dirección. Dentro de Ecoembes, su principal misión es asegurar que se cumplen con los objetivos de reciclado marcados de una forma eficiente, apostando por la innovación en materia de gestión de residuos. Bajo su dirección surgió, en 2017, TheCircularLab, el laboratorio de innovación en materia de economía circular de Ecoembes. "La ciudadanía ya sabe que cada pequeño gesto cuenta y que con el reciclaje de envases colaboran a mitigar los efectos de la crisis climática", explica en esta entrevista.

Además de sus responsabilidades en Ecoembes, en el ámbito académico Rosa Trigo colabora con distintos centros docentes como profesora en asignaturas relacionada con la gestión de residuos y actúa como ponente en diversos foros nacionales e internacionales del sector medioambiental.

¿Nos puede explicar brevemente en qué consiste el trabajo que realiza Ecoembes?
Como organización medioambiental sin ánimo de lucro, en Ecoembes nos esforzamos por crear un valor social y ambiental en nuestra sociedad a través del reciclaje para conseguir que los envases de plástico, latas y briks (contenedor amarillo) y los envases de cartón y papel (contenedor azul) puedan tener una segunda vida y contribuir, con este pequeño gesto, al cuidado de nuestros entornos naturales. Así, apostamos por un modelo de economía circular en el que el “usar y tirar” ya no tengan cabida y sean sustituidos por la prevención, la reutilización, la reparación y el reciclaje.

¿Cuál es la aportación fundamental de Ecoembes al sector del reciclaje y medio ambiente?
Uno de nuestros principales objetivos es hacer frente a los efectos de la crisis ambiental presente a través del reciclaje, porque, más allá de las cifras oficiales, el reciclaje de envases aporta beneficios palpables para nuestro planeta. Gracias a la reutilización de los envases es posible ahorrar en el uso de materias primas, se ayuda a mantener un aire más puro, se reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera, y, además, se consigue reducir el consumo de energía y el gasto de agua.
De hecho, gracias al compromiso de la sociedad española con el reciclaje, durante el 2018 conseguimos evitar la emisión de 1,6 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera o ahorrar 6,2 millones de MWh. Además, se ahorraron 20,3 millones de metros cúbicos de agua.

¿En qué proyectos más destacados trabaja Ecoembes? Imaginamos que Libera será uno de ellos ¿no?
LIBERA es un proyecto de SEO/BirdLife, en colaboración con Ecoembes, que nos demuestra, año tras año, que la sociedad está cada vez más concienciada con el problema de la basuraleza (los residuos que están abandonados en nuestros entornos naturales) y que está dispuesta a salir al campo, a las playas, a los ríos, para devolverles su estado natural. En la pasada edición de 1m2 por la naturaleza, una de las mayores citas de movilización del proyecto, más de 13.000 personas recogieron, en un solo día, 93 toneladas de basura de distintos entornos naturales de toda España.
Para nosotros estas cifras son alentadoras, pero hay mucho más. En Ecoembes consideramos que la educación y el conocimiento tienen una importancia capital. Por ello, el ámbito educativo es uno de los aspectos en los que centramos gran parte de nuestros esfuerzos. Así nace Naturaliza, un proyecto de educación ambiental que aspira a introducir el medioambiente de forma transversal y curricular en todas las etapas educativas. Este año han sido más de 600 los profesores que se han adherido al programa y han llevado el medioambiente a sus clases de Matemáticas, Lengua, Ciencias Sociales y Naturales.
Además, desde 2015 y de la mano de la Fundación Ecoalf, impulsamos “Upcycling the Oceans”, una iniciativa pionera a nivel mundial que lucha por la conservación de los océanos mediante la recogida y el reciclaje de basura marina. Gracias a la colaboración de más de 2.500 pescadores al frente de 550 barcos pesqueros de arrastre localizados en distintos puertos españoles, durante el 2018 se sacaron 140 toneladas de residuos de los fondos marinos. Estos residuos son depositados en los contenedores de cada puerto, se seleccionan y los de plástico PET se tratan para transformarse en prendas textiles.

TheCircularLab, a través de su compromiso con la economía circular, también es uno de los proyectos más relevantes. ¿Cómo está funcionando?
TheCircularLab es nuestra gran apuesta por la innovación. Desde que se inaugurara en mayo de 2017 en Logroño, nuestro centro de innovación abierta en materia de economía circular ya ha puesto en marcha más de 150 proyectos de innovación, dentro de las cuatro áreas de investigación en las que el centro desarrolla su actividad: smartwaste, que integra la gestión inteligente de residuos en el ámbito municipal; ciencia ciudadana, con la que se busca incrementar la implicación ciudadana en el reciclaje a través de la tecnología; ecodiseño, destinada a crear envases más sostenibles en colaboración con las empresas; y emprendimiento, convirtiéndose así en un referente de la innovación en materia de medioambiente y reciclaje a través de su aceleradora de startups.
Entre todos ellos destaca Reciclaje 5.0, una iniciativa de reciclaje tecnológico que ya es una realidad en Cataluña a través del proyecto RECICLOS, cuyo su objetivo es conectar al ciudadano con el contenedor a través de su móvil y movilizarlo a reciclar por medio de incentivos. También cabe mencionar Packaging Circular Design (PackCD), una herramienta que permite a las empresas evaluar el futuro impacto ambiental que tendrán sus envases y las ayuda así a hacerlos más sostenibles.
Lo cierto es que, en tan solo dos años, TheCircularLab ya se ha convertido en punto de referencia en economía circular para diversos actores del sector. De hecho, cuenta con más de 200 colaboradores externos, entre empresas, universidades, centros tecnológicos, startups y entidades públicas.
Además, es una de nuestras grandes apuestas para fomentar el talento joven. Desde su creación, ya han pasado por sus instalaciones más de 80 estudiantes, recién licenciados y colaboradores, que han participado en los diversos programas puestos en marcha por Ecoembes en esta materia. Asimismo, desde el centro colaboran con 30 universidades y centros tecnológicos repartidos por toda la geografía española y europea. En cifras totales, ya son más de 400 participantes los que se han unido a las distintas ediciones de sus workshops, talleres en los que buscan nuevo talento emprendedor capaz de aportar y desarrollar nuevas ideas en torno al reciclaje de envases y la economía circular.

¿Cuáles fueron las principales cifras de recuperación de envases, tanto del contenedor amarillo como azul, en el último año 2018?
El año pasado fue un año histórico en el ámbito del reciclaje de envases domésticos, ya que, gracias a la colaboración de 37 millones de ciudadanos, se reciclaron 1.453.123 toneladas de envases de plástico, latas, briks, envases de papel y cartón. Esto significa que la tasa de reciclaje de este tipo de envases alcanzó el 78,8%, un dato extraordinario si tenemos en cuenta que la Unión Europea ha exigido alcanzar una tasa del 65% para 2025.
Nada de esto hubiera sido posible sin el compromiso diario de la ciudadanía. Su concienciación con el cuidado del medioambiente a través del reciclaje es firme, así lo demuestran las cifras, que indican que su colaboración con el contenedor amarillo y azul aumentó un 12% respecto al año anterior. Se trata del mayor incremento experimentado en los 22 años de historia del reciclaje de estos residuos en España, lo que significa que los españoles cada vez tenemos menos dudas y sentimos menos barreras a la hora de separar en el contenedor adecuado envases que antes tirábamos a la basura, permitiendo así que tengan una segunda vida.

¿Son optimistas sobre las cifras de recogida de 2019?
Las primeras previsiones ya nos indican que la tendencia de crecimiento sigue en alza. Ello se debe a que la ciudadanía ya sabe que cada pequeño gesto cuenta y que con el reciclaje de envases colaboran a mitigar los efectos de la crisis climática, ya que consiguen a reducir el CO2 y el ahorro materias primas. Tendremos que esperar a tener los datos finales, pero podemos ser positivos y afirmar que la sociedad española demuestra que cada vez hay un mayor compromiso con el cambio hacia un modelo de economía circular.

¿Cuáles son las cifras que exige la Unión Europea a España en cifras de reciclado para los próximos años?
La Unión Europea exige que, de cara al 2025, la tasa de reciclaje se sitúe en el 65%. Y vamos por buen camino porque, según los últimos datos de Eurostat, España se consolida en el top 10 de países de la UE que más envases recicla. Si bien, aunque nuestra tasa de reciclaje de envases asciende al 78,8%, si atendemos al porcentaje total de reciclado de residuos urbanos (que incluye materia orgánica, textiles, madera...) la cifra desciende al 33,9%. Esta cifra está por debajo de la media europea y nos indica que hay que hacer un esfuerzo mayor para que todos esos residuos que aún no se reciclan, empiecen a hacerlo.

¿Cuál es el proceso del reciclado que sigue el envase que recoge Ecoembes y cómo es su posterior valorización?
En Ecoembes coordinamos un sistema de reciclaje por contenedores de colores –muy parecido al de Bélgica, el primer país reciclador de Europa-. Es, además, un sistema fácilmente replicable al reciclaje de otro tipo de residuos urbanos más allá de los envases que depositamos en los contenedores amarillo y azul, como la materia orgánica o el textil, por lo que nos podría ayudar a alcanzar los objetivos anteriormente mencionados.
El ciclo da comienzo en las empresas, que son quienes ponen los envases en el mercado y, cumpliendo con su responsabilidad medioambiental, contribuyen financieramente a hacer posible que se garantice la correcta gestión reciclaje de los mismos. Después pasa por los ciudadanos, cuando depositamos los envases en los contenedores amarillos (envases de plástico, latas y briks) y azules (envases de papel y cartón) que los ayuntamientos ponen a nuestra disposición. Después, cada ayuntamiento se encarga de recogerlos y transportarlos a las plantas de selección, donde se separan según la naturaleza del material del que estén hechos. Una vez separados, cada tipo de material se dirige a su correspondiente reciclador, donde se transformarán en nueva materia prima para fabricar nuevos productos.

¿Qué aspectos normativos influyen más en la actividad de Ecoembes?
Ecoembes nace en 1997 por la Ley 11/97 de Envases, que obligaba a las empresas envasadoras a crear una organización sin ánimo de lucro que estableciera los vínculos necesarios entre empresas, administraciones públicas y ciudadanos para proporcionar el reciclaje de los envases. De esta forma, Ecoembes es responsable de promover y gestionar el ciclo de reciclaje de envases de plástico, latas y briks, a través del contenedor amarillo, y de envases de papel y cartón, a través del azul.
Además, las directivas europeas y los decretos españoles son las principales normativas que rigen nuestra actividad diaria. En consecuencia, apoyamos todas aquellas iniciativas en línea con la apuesta de la Comisión Europea de impulsar la protección del medioambiente. Por ello, hacemos nuestra la necesidad de que todos los envases plásticos en 2030 sean reutilizables o fácilmente reciclables, potenciando medidas destinadas a mejorar el ecodiseño y el desarrollo de estándares de calidad para los materiales seleccionados y reciclados. Además, compartimos el objetivo de crear una sociedad concienciada en materia de medioambiente y reciclaje, así como de combatir la basuraleza a través de la prevención, educación y participación ciudadana.

¿Qué trabajo desarrollan con las diferentes Administraciones en favor del reciclaje?
Trabajar mano a mano con las Administraciones locales es indispensable para acercar y facilitar el reciclaje a la ciudadanía, pues son las que se encargan de la recogida de residuos y su transporte a las plantas de selección y empresas recicladoras. Por ello, a fin de ofrecer el mejor servicio posible, durante el 2018 se instalaron 10.020 nuevos contenedores amarillos y azules en nuestro país, hasta llegar a los 601.144 (383.974 amarillos y 217.170 azules), lo que permite que haya un contenedor cada 162 habitantes.
Esto ha sido posible gracias al trabajo que hemos realizado de manera conjunta con los 8.131 ayuntamientos con los que colaboramos, y que, además, se encargan de recoger esos residuos y transportarlos a una de las 95 plantas de selección de España para ser tratados adecuadamente.
Pero también somos conscientes de que generamos residuos fuera de nuestros hogares, razón por la cual nos hemos esforzado por hacer más accesible el reciclaje, con la instalación de más de 7.000 nuevos puntos de reciclaje durante 2018, en aquellos espacios con una alta concentración de personas, como estadios deportivos, hospitales, aeropuertos, oficinas, recintos de ocio y en el sector de la hostelería y restauración, entre otros.

Por último, ¿cuáles son en su opinión los principales retos de Ecoembes en el medio y largo plazo?
A medio plazo nuestro objetivo es alcanzar una tasa de reciclaje del 80% para el 2020. Para conseguirlo, trabajamos en una estrategia que se basa en la eficiencia y en la capacidad de adaptación del sistema. Un compromiso que realizamos a través de nuestros tres pilares fundamentales: colaboración, educación e innovación.
Además, somos ambiciosos en nuestros objetivos a largo plazo y aspiramos a que, en algún momento, lleguemos a ser una sociedad 100% recicladora. Por ello, vamos a seguir apostando por el reciclaje 5.0 para llevarlo a todas las comunidades y ayudar al ciudadano para que recicle más y mejor. En consecuencia, continuaremos adaptándonos para conectar más y mejor con la sociedad digital y, de este modo, hacer más accesibles y entendibles nuestros datos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus