17 de octubre, 2017 Artículos Técnicos comentarios Bookmark and Share
< Volver

En 2007 el Sistema encargado en España de la gestión de los aceites industriales usados, SIGAUS, comenzó a dar sus primeros pasos. Hoy, una década después, y gracias al apoyo y al trabajo junto a todos los agentes implicados en el ciclo de vida de este residuo, se puede decir que prácticamente el 100% del aceite usado procedente de equipamientos y maquinaria industrial o servicios de automoción -y otros muchos sectores-, se recoge y gestiona de manera que no impacte sobre el medio ambiente y, además, pueda ser aprovechado en su totalidad para la fabricación de nuevos productos, o como un tipo de combustible industrial similar al fuel óleo. 

El consumo de lubricantes en todo tipo de vehículos, maquinarias y procesos productivos lleva asociada la generación de aceites industriales usados, un residuo del que, tras la aprobación del Real Decreto 679/2006 en junio de 2006 en el que se estableció el Principio de Responsabilidad Ampliada del Productor, deben hacerse cargo las empresas fabricantes e importadoras de lubricantes con el fin de que éste cuente con una correcta gestión y con ello se eviten sus negativos efectos sobre el entorno y sobre la salud de las personas.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus