20 de julio, 2016 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ecoembes busca cuidar el medio ambiente y promueve la sostenibilidad mediante la gestión de la recuperación y el reciclaje de envases. Su Directora de Comunicación Corporativa y Marketing, Nieves Rey, nos explica en esta entrevista los diferentes retos a los que se enfrentan, como conseguir un porcentaje de reciclado de envases domésticos del 80% en 2020. "Esta cifra está cinco puntos porcentuales por encima del objetivo marcado por la Comisión Europea", afirma. Para Nieves Rey, nuestro país está muy concienciado en materia de reciclaje. "Gracias al esfuerzo de todos, el pasado año conseguimos alcanzar una tasa de reciclaje del 74,8%", añade.

Actualmente Nieves Rey es directora de Comunicación Corporativa y Marketing de Ecoembes, donde sus funciones consisten en crear estrategias y planes de negocio enfocados al diseño y planificación de las campañas de marketing de la marca, tanto nacionales como en el ámbito regional. Asimismo, se encarga de la coordinación de la relación con los medios de comunicación y los influencers más importantes, la planificación de la estrategia digital y la organización de los eventos corporativos. Es ponente habitual en foros sobre comunicación, medioambiente y reciclaje.

¿Nos puede explicar qué es Ecoembes y cuál es su aportación al sector?
Ecoembes es la organización sin ánimo de lucro que cuida el medio ambiente y promueve la sostenibilidad a través de la gestión de la recuperación y el reciclaje de los envases que los ciudadanos depositan en el contenedor amarillo (plásticos, latas y briks) y en el contenedor azul (papel y cartón) para que tengan una nueva vida.
Dentro del sector de la gestión de residuos, tenemos como objetivo continuar impulsando el crecimiento del valor social y ambiental de esta actividad, promoviendo la innovación, la educación ambiental, la eficiencia y la generación de empleo verde.

¿Cuáles son las áreas de actividad principales de Ecoembes?
Nuestra principal área de actuación es la coordinación de todos los actores implicados en el proceso de reciclaje de los envases domésticos: las empresas que ponen productos envasados en el mercado, los ciudadanos que los compran y tras consumirlos los depositan en el contenedor adecuado, las administraciones públicas que se encargan de su recogida y los recicladores que los tratan para convertirlos en materia prima.
De este modo, Ecoembes está presente en todo el ciclo de vida de los envases mediante una estrecha colaboración público-privada en la que todos los actores están implicados y a través de la que se da una segunda vida a estos residuos, lo que supone importantes beneficios ambientales, sociales y económicos.
Otra de nuestras áreas es ayudar a la población a tomar conciencia en materia de medio ambiente y reciclaje. Actualmente, hemos desarrollado la campaña “TÚ” dirigida a toda la población española con el objetivo de concienciar sobre la importancia que tiene que cada uno de nosotros hagamos lo que esté en nuestra mano para cuidar del planeta. Solo en 2015 lanzamos un total de 400 campañas de concienciación en colaboración con las administraciones públicas, 49 más que el ejercicio anterior.
Además, la organización trabaja activamente para impulsar la innovación abierta aplicada a la gestión de residuos con el objetivo de maximizar la eficiencia y mejorar los resultados de reciclaje de estos residuos en España.

¿Qué tipo de empresas forman parte de Ecoembes? ¿Y qué servicios les ofrece la organización?
Ecoembes es un intermediario entre las empresas envasadoras y la administración pública, encargada de la gestión de residuos.
Al Sistema Integrado de Gestión (SIG) que coordina se encuentran adheridas más de 12.000 compañías de comercio, distribución, materias primas y envasadoras. Hay que tener en cuenta que todas las empresas que ponen en el mercado envases domésticos, están obligadas por ley a hacerse responsables de su reciclado y gracias a Ecoembes pueden cumplir con esta obligación.
También forman parte de la organización empresas recicladoras. Todas ellas tienen como objetivo la reducción de su impacto ambiental.

¿Cuáles son en su opinión los principales retos a los que se enfrenta en nuestro país el sector del reciclaje?
Para alcanzar los ambiciosos objetivos que nos están marcando en materia medioambiental, tanto a España como a Europa, es imprescindible que en nuestro país se empiecen a gestionar adecuadamente flujos como los residuos orgánicos o los textiles, sobre los que todavía nadie se responsabiliza.
Por nuestra parte, en Ecoembes, nos hemos fijado el reto de conseguir un porcentaje de reciclado de envases domésticos del 80% en el año 2020, cinco puntos porcentuales por encima del objetivo marcado por la Comisión Europea. Esto evidentemente contribuirá a alcanzar los objetivos que tenemos como país, pero no es suficiente. En este sentido, consideramos que el modelo de gestión que coordinamos en Ecoembes se puede extender a otros flujos de residuos con éxito.

Las cifras que dio a conocer Ecoembes con relación a 2015 en reciclaje de envases son realmente favorables. ¿Qué valoración hace de estos datos?
Nuestro país está muy concienciado y comprometido con el reciclaje. En 2015, cada habitante ha depositado una media de 12,7 kg de envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo y 15,1 kg de envases de papel y cartón en el contenedor azul. Gracias a este esfuerzo, el pasado año conseguimos alcanzar una tasa de reciclaje del 74,8%. Datos, sin duda, muy positivos que muestran que durante los 18 años que llevamos trabajando en Ecoembes, ciudadanos, empresas y administraciones públicas se han comprometido con el cuidado del medio ambiente y el reciclaje.
Estos datos nos sitúan más cerca del objetivo marcado para 2020, aunque sabemos que queda mucho camino por recorrer y debemos concentrar nuestros esfuerzos en lograrlo.

Y en cuanto a tipología de envases, ¿qué provoca en su opinión las diferencias en las cifras entre los diferentes porcentajes de reciclado según los materiales: metal, papel y cartón y plástico?
El material más reciclado en el año 2015 fue el metal (83%), seguido del papel y el cartón (82,9%) y el plástico (63,8%).
Estas diferencias se deben a que los ciudadanos comenzaron antes a adquirir el hábito de reciclar envases metálicos y de papel y cartón y su interiorización ha sido más sencilla. Aún así la tasa de reciclaje de plástico ha aumentado un año más, incrementándose 2,4 puntos porcentuales con respecto a 2014, y la cantidad recogida supera el objetivo marcado el pasado noviembre por el Consejo de Ministros en el PEMAR para 2020, lo que significa que estamos haciendo las cosas bien.
Sin lugar a dudas, hay que seguir trabajando para aumentar estos porcentajes y hacer especial hincapié en incrementar aquellos que tienen una tasa inferior.

Los datos señalan que en la comparativa con las cifras de países de nuestro entorno, España está por encima de lo marcado por la Unión Europea, ¿no?
Efectivamente, en el año 2015 nos situamos 20 puntos por encima de los objetivos que se estipulan a nivel europeo. Sólo en 2015 se han reciclado 1,3 millones de toneladas de envases domésticos, un 3,3% más que en 2014, corroborando el compromiso que la sociedad española tiene con el medio ambiente y, más concretamente, con el reciclaje de estos residuos.

El objetivo para 2020 es llegar al 80% del reciclaje. Es una cifra asumible, ¿no? ¿Cree que llegaremos a porcentajes de reciclado aún más altos en el futuro?
Se trata de una cifra ambiciosa pero asumible. Actualmente, nos encontramos cerca de 75% de la tasa de reciclaje, superando, como hemos dicho, los objetivos marcados por la Comisión Europea con el programa Horizonte 2020 que se sitúan en el 50%.
Para lograr el objetivo que nos hemos impuesto, hemos elaborado una estrategia basada en la eficiencia y en la capacidad de adaptación del sistema que coordinamos, donde la innovación y el compromiso con la ética y la transparencia se van a convertir en los pilares fundamentales en los que nos apoyaremos.
Algunas de las acciones que llevaremos a cabo en los próximos cuatro años son el incremento en un 20% del número de contenedores amarillos y azules en 2020, logrando una mayor accesibilidad de los ciudadanos al reciclaje, el fomento del “Out of home”, es decir, la recogida selectiva fuera del hogar (ámbito en el que Ecoembes es pionero), y el incremento de la eficiencia del sistema con la incorporación de tecnología puntera que aumentará en un 9% el rendimiento de las plantas de selección.

Imagino que estos números favorables avalan el proceso último de economía circular, que siempre es algo que busca cualquier organización u asociación del sector, ¿no?
Sin duda. En este sentido, estamos orgullosos de resaltar que la economía circular ha formado siempre parte del ADN de Ecoembes, porque el reciclaje ejemplifica perfectamente lo que conlleva este concepto: se trata de un modelo que mantiene la lógica de producción y de consumo sostenible, donde se prevé el reciclaje de los productos desde el momento de su diseño. El principio de este modelo es convertir los residuos en recursos, dejar de lado el modelo actual de “usar y tirar”, para alcanzar una sociedad sostenible y pasar a una economía verde que nos permita crecer cuidando de nuestro entorno.

¿Cuáles son los retos que se plantean desde Ecoembes en su Plan Estratégico 2016-2020?
Además del principal, alcanzar el 80% de la tasa de reciclaje de envases domésticos, tenemos otros retos clave como el aumento de la implicación de los ciudadanos a la hora de separar sus residuos. Para lograr este objetivo nos hemos propuesto realizar un cambio en la comunicación de la organización haciendo mayor hincapié en el entorno digital para acercarnos y estar presentes en su día a día.
En materia de concienciación, una de nuestras metas es lograr que el medio ambiente se convierta en una asignatura transversal en el currículum escolar a través de un Plan Integral de Educación Ambiental. Los más pequeños, en innumerables ocasiones, son quienes introducen el reciclaje dentro del hogar porque tienen interiorizada la importancia que supone para el entorno que nos rodea.
Otro de los retos que nos hemos marcado ha sido la sostenibilidad a través del ecodiseño. Para 2020 queremos que el peso medio de los envases se reduzca un 20%, para lo que vamos a invertir más de 10 millones de euros en fomentar la innovación abierta, a través de la plataforma Ecoembes Innova, mediante la cual se buscarán herramientas y procesos que mejoren la eficiencia del sistema.

Por último, ¿cómo contribuye en su opinión el reciclaje a la protección del medio ambiente?
El reciclaje contribuye de muchas maneras a la protección del medio ambiente, como por ejemplo a través el ahorro de materias primas, agua y energía o evitando la emisión de CO2, un aspecto fundamental para proteger nuestro planeta, más aún tras la Cumbre del Clima de París celebrada el pasado mes de diciembre.
Las 1,3 millones de toneladas recicladas en 2015 han evitado la emisión de 1,2 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que equivale a la retirada del 25,88% de los coches del parque móvil de Madrid.
También se ha conseguido ahorrar 4,6 millones de MWh, es decir, la energía que se necesitaría para el funcionamiento anual del 47,5% de los smartphones que hay en España; y se evitó el gasto de 24,8 millones de m3 de agua, una cantidad que serviría para que todos los madrileños (6,4 millones de personas) se dieran una ducha diaria durante un mes.
Además, el reciclaje de envases tiene un impacto directo en la generación de tejido industrial y en la creación de empleo verde. Así, solo la actividad de Ecoembes ha generado un total de 42.600 empleos en España.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus