Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de medioambiente

"El proceso del reciclado de vidrio es un ejemplo de éxito de la aplicación de la economía circular"

20 de abril, 2016 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Director de Operaciones de Ecovidrio, Félix Reneses explica en esta entrevista la situación del sector y su capacidad de dinamización. "El reciclado constituye un factor clave de competitividad para la economía al generar riqueza, empleo y apostar por el tejido industrial y la innovación", afirma. La buena salud de este mercado también se explica desde las cifras: 7 de cada 10 envases de un solo uso se reciclan. "Más del 75% de los hogares españoles declara separar siempre los residuos de envases de vidrio", añade. Esa concienciación ciudadana hace que "la tasa del reciclado de vidrio en España se haya situado por encima del 70% en 2015".

Félix Reneses es director de Operaciones de Ecovidrio desde 2006. Como responsable de las gerencias de toda España lidera la estrategia para la consecución de los objetivos de recogida de residuos de envases de vidrio. Asimismo, dentro de su ámbito de actuación destaca la relación con las Administraciones Públicas y la gestión de los procesos y adjudicaciones operativas.
Con anterioridad ha desempeñado puestos de responsabilidad en el área comercial, de marketing y de operaciones en compañías como Campofrío, Leroy Merlín y Prosegur, entre otras.

Explíquenos brevemente en qué consiste el trabajo de Ecovidrio.
En Ecovidrio nos encargamos de gestionar el reciclado de todos los residuos de envases de vidrio en todo el territorio. Nos responsabilizamos del reciclaje de todos los envases que los ciudadanos depositan en los contendedores verdes mediante la recogida selectiva, el transporte y el tratamiento de envases de vidrio.
Nuestro modelo proporciona un servicio público, universal y gratuito para el ciudadano y pone a disposición de las compañías que envasan sus productos en vidrio un modelo de gestión eficaz y eficiente, tanto desde la perspectiva ambiental como económica.
Como entidad sin ánimo de lucro, la financiación proviene de las aportaciones que las compañías envasadoras hacen a través del punto verde. Más de 2.600 empresas adheridas a Ecovidrio hacen posible el reciclaje de vidrio y contribuyen al desarrollo sostenible.
Al mismo tiempo, nuestra labor cobra sentido gracias a la estrecha colaboración que mantenemos con las administraciones públicas. En la actualidad, colaboramos con el 99% de los entes locales y con 15 comunidades autónomas, Ceuta y Melilla.

¿Cuáles son las áreas de actividad principales de Ecovidrio?
La misión de Ecovidrio es incrementar la tasa de reciclado de vidrio en España con el fin de preservar el medio ambiente y contribuir al desarrollo sostenible, de acuerdo a los principios de economía circular. Para ello, trabajamos en el desarrollo de tres ejes fundamentales.
Por un lado, gestionamos íntegramente la recogida y el reciclado de los residuos de envases de vidrio en toda España, en virtud de los convenios desarrollados con diferentes administraciones públicas. La gestión puede ser realizada por Ecovidrio sin coste alguno a la entidad local, en cuyo caso nos ocupamos de la instalación, mantenimiento de los contenedores, así como de la recogida y transporte de residuos. Esta es, precisamente, la modalidad por la que optan el 57% de los municipios en nuestro país. Por otro lado, ofrecemos otra tipología de colaboración la que financiamos la recogida que haga el ente local de acuerdo a las condiciones que se fijen en los convenios.
Sin embargo, la cadena de reciclado de vidrio se pone en marcha gracias a la colaboración del consumidor responsable. Es por ello que desde Ecovidrio realizamos campañas de sensibilización entre la población, movilizamos a la sociedad y construimos el hábito del reciclaje entre niños, jóvenes y mayores.
Además, apostamos por la prevención fomentando la sostenibilidad desde el origen y reduciendo el impacto de los envases desde su diseño. Por ello, colaboramos con todas nuestras empresas adheridas en la adopción de planes empresariales de prevención y ecodiseño.

¿Qué tipo de empresas forman parte de Ecovidrio?
Desde la entrada en vigor de la Ley de Envases en 1997, las compañías envasadoras han asumido su responsabilidad como productores financiando el modelo a través del Punto Verde. En la actualidad, un total de 2.655 compañías están adheridas a la entidad. Los sectores integrados de cerveza, vino, bebidas espirituosas, sidra, aguas y otros representan más del 3% del PIB español y comercializan el 99% de los envases de vidrio.

¿Qué supone la industria del reciclaje del vidrio en la economía española?
El reciclado constituye un factor clave de competitividad para las economías al generar riqueza, empleo y apostar por el tejido industrial y la innovación en nuestro país. En nuestro caso, promovemos el concepto de economía circular: el reciclado de vidrio racionaliza el consumo de recursos naturales y materias primas, completa un círculo perfecto en el que un envase da vida a otro exactamente igual indefinidamente y genera 8.000 empleos durante el proceso.
La gestión de Ecovidrio en el proceso de reciclado es también un dinamizador en el tejido empresarial ya que colaboramos con 26 centros industriales (12 vidrieras y 14 plantas de tratamiento) y 292 compañías de recogida, que intervienen en algún eslabón del proceso de reciclado de vidrio.
En líneas generales, para comprender la magnitud del sector residuos, podemos hablar de que este representa el 27% del empleo verde, según datos del MAGRAMA. Asimismo, se calcula un potencial de creación de 55.000 nuevos empleos en España y 180.000 en la Unión Europea para 2030 ligados a la implantación de la nueva legislación sobre residuos.

¿Cuáles fueron los porcentajes de recogida de vidrio en el último año 2015? ¿Están satisfechos con los resultados? ¿Y qué análisis hacen de los mismos en comparación con otros países de nuestro entorno?
Según nuestros últimos datos, correspondientes al año 2014, los ciudadanos reciclaron casi 700.000 toneladas de envases de vidrio, una media de 14,8kg por habitante. En este sentido, somos optimistas de cara a los resultados de 2015, a falta de la consolidación de los últimos meses, prevemos un crecimiento alentador.
El último ejercicio confirma la tendencia ascendente de los últimos años. La recogida de residuos de envases de vidrio se ha incrementado un 2,3% en los últimos tres años, a pesar de descenso de consumo del 6,2% motivado por la crisis económica.
En este sentido, estimamos que alcanzaremos una tasa de reciclado superior al 70% en 2015. Esta se sitúa en la media de reciclado de los países europeos y por encima de las exigencias oficiales que marca la Unión Europea (60%) y de los últimos datos oficiales (2013) del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medioambiente (MAGRAMA), que sitúan la tasa de reciclaje en un 67,4%.

¿Cuáles son los proyectos fundamentales de Ecovidrio en 2016?
Estamos satisfechos con los resultados obtenidos en los últimos años, sin embargo, nunca nos conformamos. Si miramos hacia el futuro, en los próximos cinco años queremos incrementar nuestro parque de contenedores por toda España. Al mismo tiempo, seguiremos trabajando codo con codo con el sector hostelero. Ya tenemos más de 30 sistemas de recogida individualizada para los establecimientos hosteleros de ciudades como Málaga, Cádiz, San Sebastián o Toledo. Y es que el canal Horeca (Hostelería, Restauración y Catering) genera el 48% de los residuos de envases de vidrio de un solo uso. Por ello, estamos centrados en facilitarles la labor del reciclado con operativas específicas, dotación de medios y atención personalizada a los profesionales de la hostelería.
Sin duda, seguiremos innovando para llamar a la acción a la sociedad. Desde Ecovidrio ponemos en marcha 300 campañas anuales de sensibilización: salimos a las calles, entramos en las aulas, estamos presentes en fiestas locales y grandes eventos.

En su opinión, ¿a qué retos se enfrenta el sector del reciclaje del vidrio en España?
En primer lugar, tenemos que continuar fomentando la participación de las administraciones públicas en el trabajo por el aumento de la tasa de reciclado de vidrio. Es importante seguir trabajando juntos e implementar planes específicos que permitan exprimir al máximo el potencial de cada zona.
En segundo lugar, tendremos que ser capaces de maximizar la concienciación a través de nuestras campañas. Dedicaremos más esfuerzo al ámbito de la sensibilización, seremos más imaginativos y persuasivos para alcanzar a aquellos que no hemos sido capaces de convencer hasta ahora.
Por otro lado, también es necesario que exista un marco regulador que facilite la gestión de los residuos en España y un horizonte claro en cuanto a los objetivos. El pasado mes de diciembre, la Comisión Europea presentó sus propuestas de modificación de las Directivas de Envases y Residuos de Envases, que servirán de base para regular la gestión de residuos en Europa y fijar los objetivos de reciclado de la próxima década.
Por todo ello, existe la posibilidad de que se desarrollen incentivos o medidas sancionadoras que estimulen la mejora de la gestión de los residuos. Es labor y responsabilidad de todos.
En lo que se refiere a los residuos de vidrio, la directriz propuesta establece unos objetivos de reciclado del 75% en 2025 y 85% en 2030. Estamos seguros de que nuestro plan estratégico nos permitirá estar alineados con las exigencias europeas.

¿Qué trabajo desarrollan en la valorización de residuos? Explíquenos brevemente el proceso que se lleva a cabo desde que un envase de vidrio se deposita en un contenedor hasta su vuelta al mercado nuevamente.
El proceso que se lleva a cabo es conocido como cadena de reciclaje, el cual se compone de siete etapas: consumidor, consumidor responsable, recogida, planta de tratamiento, fábrica de envases, envasador y comercio. Este proceso sólo puede activarse con la colaboración de los ciudadanos que depositan los residuos de envases de vidrio en los contenedores verdes.
Todos los envases de vidrio se recogen y transportan a la planta de tratamiento donde se reciclan al 100%. Cada botella, frasco o tarro da vida a otro exactamente igual de manera indefinida. Se trata de un proceso mecánico y automatizado donde el vidrio que llega se separa del material impuro como plástico, tapones, corchos, piedras o cerámicas. Posteriormente, se retira todo el material metálico y se clasifica el vidrio según su granulometría. Por último, se tritura el vidrio hasta convertirse en calcín (vidrio seleccionado, limpio y molido), el cual permite fabricar envases de vidrio exactamente iguales que los originales.
En la fabricación de envases a partir de vidrio reciclado se precisa una temperatura de fusión inferior a la de las materias primas. Así, en esta etapa del proceso estamos reduciendo las emisiones de CO2 a la atmósfera y disminuyendo el consumo de energía. Al mismo tiempo se evita la extracción de materias primas de la naturaleza.
Posteriormente, intervienen las empresas que envasan sus productos en vidrio y que son las que financian el sistema de recogida selectiva de los residuos de envases de vidrio desarrollado por Ecovidrio. Por último, el envase llega al comercio donde el consumidor lo adquiere nuevamente.

Ecovidrio apuesta por la economía circular. ¿Se puede hacer todavía algo más desde su perspectiva para ampliar o mejorar este concepto en el sector del reciclaje del vidrio?
Los retos de la sociedad de consumo obligan a pensar de forma diferente y a poner en práctica nuevas soluciones. La economía circular es la respuesta ya que proporciona un nuevo marco de producción y unas reglas de juego globales más sostenibles.
Creemos en este modelo y creemos que funciona, pues nuestra industria es un claro ejemplo de la aplicación de las teorías de la economía circular a la cadena productiva. Por ello, a la hora de hablar de posibles mejoras del modelo, el foco está en la optimización, se deben introducir cambios en todo el proceso. Es decir, desde el perfeccionamiento de los diseños en la fabricación de los envases hasta la forma de comercialización de los envases tras el proceso de reciclaje.
En Ecovidrio trabajamos en cada uno de estos ámbitos para conseguir que este modelo no solo se mantenga, sino que siga evolucionando y mejorando con un único objetivo: aumentar la tasa de reciclaje. Debemos olvidar la palabra residuo para convertirla en la palabra recurso.

¿Le parece que la ciudadanía está absolutamente concienciada con el reciclaje? Lo digo porque Ecovidrio no pierde ninguna oportunidad de seguir emitiendo mensajes a los ciudadanos desde cualquier soporte posible.
Afortunadamente gran parte de la ciudadanía está concienciada y ha hecho del reciclado del vidrio un hábito casi diario: El 75,7% de los hogares españoles declara separar siempre los residuos de envases de vidrio. Hemos asistido a una verdadera revolución en el ámbito de la concienciación en la última década. Hoy en día, casi 7 de cada 10 envases de un solo uso que se ponen en el mercado se reciclan.
Sin embargo, un sistema como el que promovemos en Ecovidrio no sería posible sin la implicación, participación y carácter cívico de la sociedad y los ciudadanos. Por ello, participamos en grandes eventos, competiciones deportivas, colaboramos con personalidades reconocidas y promovemos la educación ambiental en los colegios.
En Ecovidrio tenemos la absoluta convicción de que para construir un futuro más sostenible, debemos acompañar a la ciudadanía a recorrer el camino hacia la responsabilidad medioambiental. Tal es nuestra convicción que la sensibilización es uno de los tres principales ejes de acción de nuestra entidad, por ello invertimos más de 7 millones de euros anuales en esta labor.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus