12 de enero, 2016 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

La capacidad de reciclaje de la industria del papel española hace que ocupe la segunda posición entre los países europeos que más reciclan. "Actualmente recogemos más del 70% del papel que consumimos", explica Carlos Reinoso, Director General de ASPAPEL en esta entrevista. La asociación promueve la recogida y reciclaje de papel y cartón a través del programa Tu Papel es importante. "La economía circular está en el propio ADN del papel, que hoy es un claro referente de un nuevo modelo industrial basado en la eficiencia de los recursos", añade Reinoso. Además de la apuesta por el medio ambiente, el Director General de ASPAPEL reivindica el peso de esta industria en la economía: "La cadena del papel supone el 3% del PIB español".

Carlos Reinoso Torres es director general de la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (ASPAPEL) desde 1999.
Anteriormente desempeñó los cargos de manager Forestal y director de Reciclado de la Confederation of European Paper Industries (CEPI), con sede en Bruselas.
Es Ingeniero de Montes por la ETS de Madrid y Master Forest Sciences por la Universidad de Melbourne (Australia).

¿Puede explicarnos brevemente en qué consiste el trabajo de ASPAPEL?
La asociación tiene como objetivo contribuir al desarrollo competitivo y sostenible de las empresas asociadas y a la promoción de la imagen del sector, sus empresas y sus productos.
ASPAPEL representa y defiende los intereses del sector ante la administración y los grupos de interés. Desarrolla además estrategias sectoriales en los asuntos prioritarios para la industria y realiza diversas actividades para mejorar el conocimiento del sector y potenciar su competitividad en el entorno global. Es también un foro de encuentro para las empresas asociadas, en el que se desarrollan iniciativas para mejorar la imagen del papel y las empresas que lo fabrican.

¿Cuáles son sus áreas de actividad principales?
ASPAPEL trabaja por el desarrollo competitivo y sostenible del sector papelero español en siete áreas fundamentales de actividad: forestal, medioambiente y energía, capital humano, reciclado, transporte y logística, producto y comunicación.
Entre nuestras actividades, cabe destacar la promoción de la gestión forestal sostenible y su certificación y el programa de educación forestal Edufores.
También ASPAPEL es pionera en España en la edición de una Memoria de Sostenibilidad sectorial con ambiciosos objetivos y exigentes indicadores en materias como la eficiencia en el uso de agua y energía o en la gestión de los residuos del proceso. Desarrolla también un programa de prevención de riesgos laborales, que ha permitido en la última década reducir a menos de la mitad los índices de accidentalidad.
Y en el ámbito del reciclaje, la industria papelera española es la segunda más recicladora de la UE, solo por detrás de Alemania. ASPAPEL, con el programa Tu papel es importante, contribuye al desarrollo de la recogida de papel y cartón para reciclar, y actualmente recogemos más del 70% del papel que consumimos.

¿Qué tipo de empresas forman parte de ASPAPEL?
ASPAPEL es una organización profesional de ámbito estatal, que agrupa a las empresas de la industria de la celulosa y el papel en España. Las empresas asociadas suponen más del 80% de la producción del sector.
Las plantas están distribuidas por todo el territorio, si bien las zonas de mayor implantación son Aragón, Cataluña, País Vasco, Navarra, Castilla y León y la Comunidad Valenciana.
Por subsectores, el 60% de los 6 millones de toneladas de papel que produce la industria papelera española corresponde a papeles para envases y embalajes, el 23% son papeles para impresión y escritura y papel prensa, el 11% papeles higiénicos y sanitarios y el 6% corresponde a papeles especiales y otros papeles.

¿Qué valoración puede hacer de este año 2015 para la industria del papel?
La recuperación de la producción de papel en España se inició en el mes de abril de este año y el segundo trimestre registró un crecimiento del 4,5%, con respeto al mismo periodo del año anterior. Con un incremento de la producción de papel del 4,2% en julio, del 5,7% en agosto y del 6,1% en septiembre, la recuperación se consolida.
Los últimos datos sectoriales europeos disponibles (enero-agosto), sitúan a España junto con Italia como los únicos grandes productores de papel de la UE que crecen. España registra un incremento acumulado del 1,9% en los primeros ocho meses del año e Italia crece el 0,4 en ese periodo, frente a un descenso medio de la producción europea de papel del 0,4%.
El sector papelero español ha puesto en marcha además un nuevo ciclo inversor: mientras en el conjunto de la UE en 2014 las inversiones de la industria papelera crecían un 2%, en España se incrementaron un 23%.
La industria papelera española, ya en crecimiento, es el motor de una potente cadena de valor, de creación de empleo y riqueza, vital para la reindustrialización de nuestro país. Desde las plantaciones para papel, pasando por la fabricación de celulosa y papel y su transformación en una enorme variedad de productos papeleros (cajas, bolsas, libros, periódicos, revistas…), hasta su recogida y tratamiento para su reciclaje final en una fábrica papelera, la cadena del papel supone el 3% del PIB español.

¿Cuáles son los retos a los que se enfrenta el sector del papel en España?
El sector continúa bajo una fuerte presión por reducir costes. La contracción de algunos mercados papeleros, más allá de la situación coyuntural, añade presión.
El aprovisionamiento de materias primas (madera y papel y cartón para reciclar) y la energía son los principales retos, por su peso en la estructura de costes.
Somos el tercer país de la UE en superficie forestal y eso representa una gran oportunidad. Para aprovecharla hay que impulsar la gestión forestal sostenible de esas masas forestales y su certificación.
En el ámbito energético, las actividades industriales necesitamos urgentemente un precio de la energía que sea competitivo con respecto a los países de nuestro entorno europeo y global. Y es fundamental el apoyo e incentivación de la eficiencia energética y en particular de la cogeneración, promovida por la Directiva de eficiencia energética y reconocida como Mejor Tecnología Disponible.
Reducir la imposición energética industrial, consolidar el impulso a la interconexión del mercado energético europeo y aumentar la transparencia y competencia del mercado del gas son medidas que contribuirían a reducir los gravosos costes energéticos que soporta la industria española.
En el ámbito del reciclaje de papel y cartón creemos que resulta prioritario preservar y potenciar los eficientes sistemas de recogida selectiva existentes en la actualidad, que han demostrado su validez con tasas de recogida por encima del 70% y de reciclaje por encima del 80%, que nos sitúan en la élite mundial.
La industria del papel apuesta por objetivos de reciclaje de residuos ambiciosos y homogéneos para todos los materiales, por prohibir la entrada de residuos reciclables en los vertederos, promover que los residuos recuperados en España se reciclen en España o en la UE y motivar la colaboración ciudadana, con transparencia en la información sobre los resultados del reciclaje y el destino final de los residuos.

Ha aumentado la recogida de papel y cartón durante los primeros meses del año 2015. ¿Cuál es su valoración?
Coincidiendo con la recuperación del consumo de papel, la recogida de papel empezó a crecer ya en 2014 y lo hizo con fuerza, incrementándose un 4,1%. Y en el primer semestre de este año, la recogida ha crecido el 5,2% con respecto al mismo periodo del año anterior.
La evolución de la recogida de papel para reciclar está íntimamente ligada a la del consumo de papel. No obstante, en el caso español, la concienciación, el arraigo de los hábitos de reciclaje y el buen funcionamiento y la solidez de los sistemas de recogida han conseguido minimizar el impacto del descenso del consumo. A lo largo de la crisis, el consumo de papel se ha reducido un 23% mientras la recogida de papel para reciclar ha descendido alrededor del 11%, de forma mucho más moderada.
Ni la caída del consumo ni la obligada austeridad en la gestión pública han sido obstáculo para mantener los altos estándares conseguidos en recogida y reciclaje de papel. La colaboración administración-ciudadano-industria, la fortaleza y eficiencia de los sistemas de recogida y la capacidad recicladora de nuestra industria papelera son una combinación ganadora.

El papel es un material 100% reciclable. Según sus últimas estadísticas, el 71% del mismo se recoge para reciclar en las fábricas papeleras. ¿Qué le parece este dato? ¿Cree que se puede mejorar aún más?
De los 135 kilos de papel que un español consume al año como media, el 71% (96 kilos) se recoge para ser reciclado en las fábricas papeleras.
Dado que algunos papeles no entran en el ciclo de reciclaje porque los guardamos (como los libros en las bibliotecas) o porque se destruyen con su uso (como el papel higiénico), se estima que el potencial real de recogida de papel para reciclar está actualmente en torno al 85% del consumo, no en el 100%.
El margen de crecimiento en España es estrecho. La recogida en grandes superficies, imprenta, industrias… está prácticamente optimizada y el margen de mejora se encuentra fundamentalmente en el papel doméstico, por lo que hay que hacer un especial esfuerzo de motivación ciudadana.
Y en este sentido hay que decir que el reciclaje de papel y cartón es sin duda la estrategia medioambiental en la que los ciudadanos españoles se han implicado de forma mayoritaria y con mayor nivel de compromiso.

El ritmo de crecimiento de recuperación de papel aumenta año a año. ¿Qué trabajo desarrollan para la valorización de estos residuos? ¿Y qué uso se da a la valorización de los mismos?
Con el papel usado que se recoge para reciclar se fabrica otra vez papel. Básicamente se puede decir que con periódicos usados se fabrica de nuevo papel para periódico, con cajas papel para cajas, etc.
La capacidad recicladora de nuestra industria papelera permite garantizar el reciclaje de todo el papel y cartón que se recoge en España, cerrando el ciclo en nuestro país. De hecho, en 2014 se recogieron 4,4 millones de toneladas y nuestra industria recicló 5,1 millones de toneladas. El 70% del papel que recicló en 2014 la industria papelera española era de procedencia local y el 30% restante se importó de países limítrofes.
España es una potencia en reciclaje de papel y cartón en la Unión Europea, sólo Alemania supera nuestro volumen de reciclaje.

ASPAPEL es una asociación que apuesta con fuerza por la economía circular. ¿Cómo se concreta?
La economía circular está en el propio ADN del papel, que hoy es un claro referente en este nuevo modelo industrial basado en la eficiencia en el uso de los recursos.
El sector de la cadena del papel es una bioindustria basada en un recurso natural y renovable, la madera que se cultiva en plantaciones. Fabrica productos naturales que se reciclan masivamente. Y sus procesos de fabricación son altamente eficientes en el uso de agua y energía y en la gestión de los residuos.
La industria papelera hace un uso en cascada de la madera para optimizar este recurso natural. Respondiendo al principio de hacer más con menos tan arraigado en el sector, la madera se convierte en productos papeleros que se reciclan una y otra vez en nuevos productos papeleros. Y los residuos del proceso, tanto a partir de fibra nueva como reciclada, se valorizan en diversas industrias o se utilizan como combustible en la propia fábrica o en otras instalaciones industriales.
El concepto de economía circular supone una gran oportunidad para la innovación, buscando soluciones creativas para lograr una mayor eficiencia a lo largo de todo el ciclo, y encierra un enorme potencial de creación de valor.

La certificación Tu Papel 21 ha cumplido diez años. ¿Qué desarrollo ha llevado en este tiempo y qué novedades presenta?
ASPAPEL promueve la recogida y reciclaje de papel y cartón con el programa Tu papel 21, en el marco del proyecto Tu Papel es importante. Tu Papel 21 es un sistema de evaluación, asesoramiento y certificación de la recogida de papel y cartón para entidades locales, en el que participan actualmente más de 130, de las cuales 30 han sido ya certificadas.
La certificación Tu papel 21 es el reconocimiento de la buena gestión municipal, el compromiso de los ciudadanos de la localidad y la colaboración de los agentes implicados en la recogida del papel y cartón.
En la última década, la calidad de la gestión de la recogida selectiva municipal ha avanzado considerablemente y es el momento de plantear nuevas metas y revisar y adecuar a las nuevas realidades los indicadores que se utilizan para la evaluación. Para ello se ha puesto en mayor medida el foco en la interacción entre la entidad local y los ciudadanos, en la información y concienciación y la planificación de la gestión de residuos. Y se han introducido nuevos conceptos como la calidad del papel recogido y la trazabilidad de la recogida de papel y cartón hasta el reciclaje final en una fábrica papelera.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus