17 de junio, 2021 productos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Como proveedor de soluciones basadas en sensórica, SICK presenta TMS-TMM22x, el nuevo sensor que mide la inclinación en una o dos dimensiones para las aplicaciones más exigentes. El TMS-TMM2xx mide fiablemente la inclinación, solucionando tareas sencillas de nivelación y mediciones de la inclinación, tanto en la industria de la energía solar como en las máquinas móviles.

La medición de la inclinación es fundamental para una alineación exacta de los paneles fotovoltaicos y para el control y la corrección de los sistemas de seguimiento correspondientes, ya que una diferencia de tan solo 1° con respecto al ángulo ideal reduce notablemente el aprovechamiento de la energía solar. Además, la rentabilidad de estas aplicaciones requiere un alto grado de precisión. En las aplicaciones logísticas, el TMS/TMM22x minimiza el riesgo de fallos de funcionamiento y garantiza la máxima fiabilidad. 

Potente tecnología MEMS
Los valores fiables de la medición de inclinación del nuevo sensor TMS/TMM22x se deben a la potente tecnología MEMS. A través de unos sistemas microelectromecánicos diseñados de forma redundante, el sensor de aceleración integrado calcula el valor de inclinación a través de mínimas variaciones de calidad entre dos componentes de silicio. A partir de ahí, el valor medido se deriva a una señal de tensión y se reenvía al sistema.

La gran ventaja de la tecnología MEMS es que el sensor no sufre desgaste, no requiere mantenimiento, posee una excepcionalmente larga duración y no le afectan los golpes ni las vibraciones. Con ello, garantiza una tolerancia de fallo de solo ± 0,25°, unos excelentes valores de repetibilidad y ofrece una alta precisión de gran rentabilidad. 

Alta resistencia
Para cumplir con los requisitos más exigentes de resistencia en aplicaciones exteriores, como las instalaciones con seguidores solares, la electrónica del sensor se integra directamente en la carcasa durante el moldeo por inyección. Por eso, gracias a su robusto diseño, el sensor de medición de inclinación ofrece siempre valores precisos incluso en las condiciones más adversas.

Además, gracias al cable integrado, el TMS/TMM22 está homologado y cumple con la normativa, según la clasificación de la carcasa IP66, IP68 o IP69K. 

Integración compacta y diseño flexible
El sensor TMS/TMM22 se integra en los sistemas existentes gracias a su diseño compacto y a sus opciones de interfaces y tipos de conexión. El equipo transmite sus datos precisos de inclinación al mando de la instalación a través de una señal analógica linealizada. Para una máxima compatibilidad, el sensor está disponible con las interfaces analógicas habituales de 0 …10 V y de 4 … 20 mA. 

Para una perfecta integración en el sistema, el cable del sensor fijado a la carcasa está disponible con conector macho M12 recto o acodado, con hilos abiertos o como solución personalizada. 

Gracias a su diseño compacto, de reducido tamaño de 38,8 mm x 30 mm x 10,4 mm, su integración por motivos de espacio es casi ilimitado.

Tags:
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus