5 de diciembre, 2018 productos comentarios Bookmark and Share
< Volver

Ya es posible hacer deporte con la ayuda del CO2. Por primera vez, los pavimentos sintéticos de los recintos deportivos pueden producirse con dióxido de carbono, lo que supone una reducción del uso de petróleo crudo como materia prima. El primer suelo de este tipo en todo el mundo se ha instalado en las pistas de hockey de un destacado club deportivo en Krefeld (en el oeste de Alemania). Este nuevo material especialmente sostenible se ha elaborado con materiales de Covestro, que ha desarrollado un proceso innovador que permite usar CO2 en la producción y, por tanto, ahorrar hasta una quinta parte de petróleo crudo en el proceso de producción. De este modo, supone una contribución importante para la protección de los recursos y la gestión de reciclaje.

El uso de CO2 en esto suelos se encuentra en el material cohesivo, concretamente en uno de sus componentes: el poliol. Hasta ahora, el nuevo material basado en CO2 (llamado cardyon®) se ha usado para la producción de espumas suaves de poliuretano, un material que ya está en el mercado y se utiliza en colchones y muebles tapizados. Este nuevo desarrollo para su uso en el ámbito deportivo supone un nuevo paso para su empleo en una amplia gama de aplicaciones. 

Uso de CO2 y ahorro de petróleo
"El uso de dióxido de carbono como nueva materia prima es un desarrollo prometedor para que la producción en las industrias química y de plásticos sea más sostenible", explica Markus Steilemann, CEO de Covestro. "De esta forma, usamos CO2 en un proceso de circuito cerrado y ahorramos petróleo. En este sentido, buscamos ofrecer una cartera de productos amplia para la mayor cantidad posible de aplicaciones, en línea con nuestro objetivo para hacer del mundo un lugar mejor". 

El primer cliente del nuevo material elaborado con CO2 es el productor mundial de pavimentos para recintos deportivos Polytan. Esta compañía, situada en Burgheim (Bavaria), pertenece a Sport Group y usa el material para producir pavimentos elásticos y granulados de caucho. "Damos gran importancia al uso de materias primas renovables y siempre estamos buscando alternativas más ecológicas a los productos convencionales. Además, incluso podemos mejorar la calidad de los productos. Esto es precisamente lo que garantiza Covestro con el material cardyon", afirma Daniel Klomp, director de compras de Sport Group. 

El primer pavimento basado en CO2 se encuentra ya en uso en el club de hockey y tenis Crefelder, que cuenta con una de las mejores instalaciones de hockey en Alemania y se utiliza para la celebración de partidos y campeonatos internacionales. Este pavimento se ha instalado en una pista de 99 x 59 metros y sirve de colchón a una nueva y brillante pista azul artificial, también instalada por Polytan. "El deporte no es solo saludable, sino que también contribuye a la sostenibilidad. Prueba de ello es la nueva pista de hockey, que va a incrementar aún más el atractivo de nuestro club”, ha indicado Robert Haake, director del club. 

Una tecnología innovadora
El uso de CO2 como materia prima para plásticos ha sido posible gracias al empleo de una tecnología especialmente ecológica desarrollada por Covestro y por sus socios. El CO2 se utiliza como suministrador de un elemento importante: el carbono (en vez de materias primas basadas en petróleo). Hasta un 20% de las materias primas fósiles tradicionales se pueden sustituir por dióxido de carbono. Covestro produce los nuevos polioles basados en CO2 en su planta de Dormagen, cerca de Colonia. El dióxido de carbono proviene de una compañía química vecina que genera este elemento como subproducto. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus