por APPA y Alberto Adeva 3 de abril, 2020 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

La biomasa tendrá un papel fundamental a la hora de asegurar la gestionabilidad del sistema eléctrico y poder cumplir con los objetivos energéticos de renovables marcados para 2030. Para ello, según el presidente de APPA Biomasa, Jordi Aguiló, será necesario contar con "una mayor ambición por parte de la Administración y subastas específicas que reflejen el valor real de esta tecnología".

Las plantas de biomasa de nueva generación, según el Presidente de APPA Biomasa, Jordi Aguiló, deben ser una parte fundamental de la sostenibilidad de nuestro futuro sistema eléctrico. Para Aguiló, "deben llevarse a cabo subastas específicas para las centrales de biomasa, dado su capacidad para aportar electricidad gestionable y firmeza al futuro mix eléctrico renovable". Las declaraciones de Jordi Aguiló han tenido lugar en una visita de prensa a la central de nueva generación Biollano, ubicada en Puertollano, Ciudad Real.

"La biomasa está muy cercana al sector primario, valoriza sus recursos y sirve para cerrar el círculo, fijar población y generar actividad económica. La biomasa es fundamental para que se produzca una transición ecológica justa", ha afirmado Aguiló, también Director General de ENCE, la operadora de la planta.

"Hablamos del paso de la antigua economía a la nueva economía contribuyendo de este modo a un nuevo mix energético descarbonizado", ha añadido.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus