2 de abril, 2020 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Director Gerente de Geesinknorba para España y Portugal, José Antonio González explica en esta entrevista la historia de la compañía, los productos que comercializa, además de ofrecer su visión sobre el mercado. "Diseñamos, entregamos y damos servicio a soluciones innovadoras de recogida de residuos para la industria. Nuestras tres marcas, Geesink, Norba y Kiggen, brindan una eficacia, eficiencia y facilidad de uso únicas para nuestros clientes", explica.

José Antonio González es Master en Ciencias Químicas por la Universidad de Oviedo y cuenta con un MBA Executive por la Escuela de Negocios ESDEN de Madrid. Toda su carrera profesional se ha desarrollado en departamentos comerciales de distintas multinacionales del sector medioambiental y ha formado parte casi desde su creación de la sucursal de Geesinknorba en la Península Ibérica. Desde noviembre del año 2018 está al frente de dicha sucursal.

¿Nos puede explicar de un modo breve los principales hitos de la compañía a lo largo de su historia?
En 1875 Jacobus Geesink inicia la producción en Holanda de carros, carritos de limpieza urbana y mangueras contra incendios. En 1915, fabrica un vehículo de recogida de basura tirado por caballos (ese mismo año nace Norba en Suecia) y en 1930 un vehículo de recogida de basura con tambor giratorio. En 1972, Geesink presenta el GPM I, el primer vehículo de recogida de basura equipado con el sistema de prensado Geesink, única patente que aparece actualmente reflejada en las normas europeas de los recolectores. En el año 1995 compra la empresa holandesa Kiggen de compactadores, líder en su sector. En el año 2000 compra el fabricante de recolectores sueco Norba, con gran penetración en el norte de Europa, formando un grupo líder en Europa. En el año 2003 suministramos para Göteborg (Suecia) las primeras 10 unidades con funcionamiento totalmente eléctrico en Europa. En el 2009 nuestro producto Hybrid-Plug in obtuvo el premio CIMW (Chartered Institution of Wastes Management) de reciclaje. En 2018 presentamos unidades con hidrógeno como combustible, o mixtos eléctrico -hidrógeno. Actualmente la central continúa estando en Emmeloord (Holanda).

Geesinknorba forma parte de una multinacional global. ¿Qué sinergias comparten con la compañía matriz? ¿Y qué diferencias principales caracterizan en su opinión al mercado español?
Nuestro grupo matriz China Tianying (CNTY) es una compañía líder en servicios medioambientales que cotiza en la bolsa de Shenzhen desde 2014. Grupo enfocado en inversiones medioambientales y especializado en la conservación de la energía, la reducción de emisiones y la protección medioambiental. En ese sentido Geesinknorba representa un producto complementario y que encaja en su filosofía.
El mercado español o más bien el ibérico, incluyendo Portugal, sufrió como el resto de sectores de estos países una crisis muy fuerte, desplomándose el mercado hasta en un 50%. Evidentemente con la recuperación económica se ha recuperado pero ha quedado en ciertos aspectos marcado por la situación anterior y continua siendo un mercado de “precio”. Hay que tener en cuenta que nuestro cliente final, directa o indirectamente, es la Administración Pública y como todos sabemos ha pasado por dificultades presupuestarias.
Además nuestra clase política aunque a diario nos habla del “cambio climático”, disminución de emisiones, etc., luego no lo refleja en los presupuestos. La inversión medioambiental a largo plazo es económica, además de imprescindible, pero al principio y a corto plazo necesita de inversiones. Por desgracia nuestros políticos no miran a medio y largo plazo.

¿Cuáles son las principales gamas que comercializa Geesinknorba en el mercado español?
Fabricamos y comercializamos recolectores de carga trasera con nuestras 2 marcas: Geesink y Norba, que incluyen el recolector normal, bi o tricompartimentado, de carga superior para igloos y soterrados, etc. También fabricamos compactadores y plantas de transferencia en nuestra fábrica de Las Cabezas de San Juan (Sevilla) bajo nuestra marca Kiggen.
Por otra parte comercializamos diferentes marcas “premiun” que encajen en nuestra filosofía y siempre relacionadas con la recogida y limpieza viaria:
- AMS, recolectores de carga lateral
- Rossi, satélites de trasera y con posibilidad de ser bi o tricompartimentados.
- Boschung, barredoras autopropulsadas
- Brock, barredoras sobre camión
- Tecme, lavacontenedores
- Trilety, barredora para limpieza de vías
- BMI, semirremolques para el transporte de residuos

¿De qué manera llegan al mercado con sus productos y qué servicios ofrecen a sus clientes?
Tenemos una red comercial propia ya que consideramos que es la mejor manera de conocer las necesidades de los clientes y poder posteriormente adaptar nuestros productos.
Entendemos la venta como un servicio integral por lo que los clientes disponen de todo tipo de mantenimientos correctivos o preventivos durante la vida de las máquinas y consideramos la rapidez como un servicio necesario.
Como ejemplo todos nuestros recolectores disponen de moden con conexión a nuestros servicios técnicos centrales, desde donde podemos solucionar a distancia cualquier problema que pudiera surgir. Hay que tener en cuenta que la Península Ibérica es un territorio extenso y es difícil tener un mecánico en las cercanías para resolver cualquier imprevisto y por supuesto nuestro servicio postventa funciona las 24 horas del día los 365 días del año.
Disponemos como opcional del sistema Trace Waste que genera importante información profesional que permite a los operarios completar el turno de trabajo con mayor facilidad e incrementar su eficiencia operativa. Cuenta con un módulo de generación de informes que facilita a los operarios el control del funcionamiento del equipo y del camión, a través por ejemplo del recuento de compactaciones y de las horas de trabajo. Además, permite supervisar nuestros equipos eléctricos. Todas las alertas pueden comunicarse en tiempo real, y, con la adopción de medidas oportunas y adecuadas permiten mejorar el rendimiento global de la flota y reducir los costes operativos.

La marca apuesta con fuerza por la eficiencia energética en sus equipos. ¿Cómo se concreta la misma?
Partimos de la base de que Geesink es holandesa y Norba sueca con lo que siendo sinceros tengo que decir que son países que han tenido siempre más conciencia ecológica que nosotros.
Pensando en el clásico recolector carrozado en un chasis diesel, nuestra unidad más básica ya va equipada con un sistema de válvulas proporcionales que junto con la bomba de caudal variable y el sistema de control garantizan un ahorro de combustible de un 15% con respecto a cualquier equipo de la competencia.
Esta filosofía de ahorro energético la aplicamos también en las marcas que comercializamos, como ejemplo, nuestra Boschung de 2 m³ autopropulsada pesa 1000 kg. menos que cualquiera de las comparables en el mercado con lo que ahorramos un 30% en emisiones y tiene un consumo de 3,5 l/h, medida inalcanzable para ninguna otra.

La electrificación es una de las variables que presidirá el mercado. ¿Cuál es la apuesta de la compañía en este sentido?
En las ferias actuales se puede apreciar que todas las marcas lanzan equipos eléctricos/híbridos, aunque en la mayoría de los casos son prototipos.
Geesinknorba no sigue los pasos del mercado si no que desde hace muchos años intentamos adelantarnos con una importante inversión en innovación.
Ya en el 2003 cuando nadie se preocupaba de electrificar ninguna máquina en este sector toda la ciudad de Göteborg (590.000 habitantes) se empezó a recoger con cajas recolectoras Norba que funcionaban únicamente con energía procedente de baterías, en ese momento de plomo, pero actualmente con la 6ª generación con baterías de muy poco peso de iones de litio.
Toda nuestra gama de recolectores puede suministrarse con funcionamiento eléctrico e incluso en nuestro portfolio existe la posibilidad de suministrar el camión totalmente eléctrico (chasis+ caja) e insisto no son prototipos sino máquinas preparadas para el duro trabajo diario. Da fe de ello, los cientos de unidades que tenemos funcionando en Europa.
Además en las marcas que comercializamos podemos ofrecer este tipo de productos:
- El AMS es el único recolector de carga lateral del mercado que puede ser híbrido o totalmente eléctrico.
- En nuestros satélites Rossi existe la opción de 100% eléctricos.
- Hasta en máquinas que tienen un mayor consumo de energía como las barredoras tenemos tanto en Boschung con nuestra 2.0 totalmente eléctrica o la Brock sobre camión que puede ser totalmente eléctrica.

¿Hacia dónde espera que evolucione el negocio de Geesinknorba en España?
Estamos en un momento de crecimiento y valga como ejemplo que el año 2019 ha sido el mejor desde que la empresa se estableció en el año 1993 en España. Queremos no ser solamente un suministrador de equipos si no la empresa de servicios que nuestros clientes necesitan para disminuir sus costes operativos.
Nuestros clientes se están concienciando de que es necesario tener contratos de mantenimiento para alargar la vida útil de las máquinas por lo que en los próximos años creemos que se incrementará nuestra línea de servicios.

Y particularmente, ¿cómo observa la situación de la industria medio ambiental?
En franco crecimiento. Es un sector donde en los próximos años se incrementará en gran medida la oferta de puestos de trabajo y seguramente irá aumentando su importancia en la agenda política. En España llevamos bastante retraso con respecto a los países del centro-norte de Europa y posiblemente sea a la par del que lleva la sociedad en su conjunto.

¿Desde su compañía observan algún nicho de mercado con mayor capacidad de crecimiento en el medio plazo?
Por supuesto el que tiene que ver con la electrificación total y con el uso de nuevos combustibles como el hidrógeno. Es una tendencia imparable y por eso Geesinknorba es muy optimista de cara a futuro ya que como he explicado el desarrollo de este tipo de productos va en el “ADN” de la compañía.

Por último, ¿qué mensaje lanzaría al mercado para poner en valor los equipos de Geesinknorba?
Nuestra misión es convertirnos en una compañía global líder en la industria de gestión de residuos impulsando la sostenibilidad de los productos y servicios de recogida de residuos.
Queremos hacer de nuestro mundo un lugar mejor y más sostenible para vivir. Un mundo en el que cuidamos mejor nuestros recursos y ahorramos un tiempo precioso al hacerlo. Es por eso que diseñamos, entregamos y damos servicio a soluciones innovadoras de recogida de residuos para la industria de gestión de residuos. Nuestras tres poderosas marcas, Geesink, Norba y Kiggen, brindan una eficacia, eficiencia y facilidad de uso únicas para nuestros clientes, al tiempo que reducen sus costos totales de propiedad.
Brindamos soluciones de gestión de residuos “de última generación” a nuestros clientes y usuarios que contribuyen de manera sustancial al uso sostenible de los recursos, la protección del medio ambiente y el clima.
"Menos CO2, menos combustible, menos ruido" están probados y demostrados en nuestros productos.
Ofrecemos ingeniería y fabricación duraderas y después del final de la vida útil (EOL) nuestros productos ofrecen una capacidad de reciclaje del 99,3% y también ofrecemos nuestra capacidad de desarrollo líder en la industria con más de 17 años de experiencia en vehículos híbridos y totalmente eléctricos.
Queremos hacer honor a nuestro lema “driving sustainability”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus