Publicidad Publicidad

Artículos de empresas de medioambiente

"Repacar es la única asociación que defiende a las empresas que se dedican a la recuperación y el reciclaje de papel y cartón en España"

por Alberto Adeva 23 de octubre, 2018 Entrevistas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Manuel Domínguez, Director de Repacar, explica en esta entrevista los objetivos de la asociación, los retos de futuro y la actual coyuntura que vive el mercado. "Repacar trabaja activamente para lograr las mejores condiciones y fomentar la recuperación y el reciclaje de papel y cartón, tanto dentro como fuera de España", afirma. El sector se enfrentra, en su opinión, a grandes desafíos "como las restricciones a las importaciones de residuos decretadas por China, las medidas proteccionistas de la Administración Trump y los ambiciosos objetivos de reciclaje que se han incrementado por parte de la Unión Europea con la mirada ya puesta en el año 2030". 

Licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Huelva, con estudios de postgrado en gestión y formación ambiental y en gestión de residuos, Manuel Domínguez cuenta con más de 13 años de experiencia en el sector. Ha trabajado en entidades como la Fundación Andanatura, Fundación FIDA o Ecoembes. Desde el 2010 forma parte de REPACAR, institución que dirige desde hace dos años. Además, es vocal de la Junta Directiva de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, CEOE y de la Asociación Española de Normalización, UNE.

¿Nos puede explicar con brevedad qué tipo de trabajo desarrolla Repacar?
En estos 50 años de historia, Repacar es la única asociación que ha defendido, defiende y defenderá los intereses de las empresas que se dedican a la recuperación y el reciclaje de papel y cartón en España. A lo largo de su dilatada trayectoria, se ha consolidado como una asociación reconocida y conocida en el panorama asociativo, ejerciendo como patronal del sector ante las administraciones públicas, instituciones y organismos en los que se dilucidan las cuestiones que afectan a la gestión de este tipo de residuos.

¿Cuáles son los principales objetivos que mueven a la asociación?
En esa labor de defensa y representación, Repacar trabaja activamente para lograr las mejorares condiciones y fomentar la recuperación y el reciclaje de papel y cartón, tanto dentro como fuera de España. Entre los principales logros alcanzados en este medio siglo de vida, haría una mención especial a la negociación que llevamos a cabo del convenio colectivo de nuestro sector, la contribución a la profesionalización y la modernización que ha sufrido el sector en los últimos años, la aportación a las normas que rigen nuestra actividad, como los mecanismos de reducción de cargas administrativas, etcétera. Sin olvidarnos de la defensa que desde nuestra asociación se ha hecho y se hace de la labor de nuestras empresas en la gestión de los residuos comerciales e industriales y en el libre comercio de las materias primas secundarias.

¿Qué tipología de empresas forman parte de Repacar? ¿Con qué número de empresas cuenta la asociación?
En Repacar contamos con empresas de distinta tipología, aunque es cierto que tratándose de un sector muy atomizado, las pymes son claramente mayoritarias entre nuestros asociados. En la actualidad, nuestra asociación integra a más de 95 empresas recuperadoras, lo que se traduce en más de 150 plantas autorizadas de tratamiento de residuos, siendo la única asociación que representa a las empresas del sector.

¿Cómo observa la situación del sector al que representan, el de recuperación y reciclado de residuos de papel y cartón?
Actualmente, el sector se enfrenta a grandes retos ante los que solamente desde la unidad podrá superarlos y salir fortalecido. En primer lugar, las restricciones a las importaciones de residuos decretadas por China, que han ido en aumento y han supuesto un frenazo considerable a la exportación de materias primas secundarias al mercado asiático. En segundo lugar, las medidas proteccionistas decretadas por la Administración Trump, que sin duda generan incertidumbre e inseguridad jurídica a las empresas en los mercados internacionales. En tercer lugar, los ambiciosos objetivos de reciclaje que se han incrementado por parte de la Unión Europea con la mirada ya puesta en el año 2030, que sitúan a nuestro sector en una posición privilegiada por su grado de cumplimiento, pero que chocan de frente con las numerosas cargas burocráticas y la sobrerregulación legislativa que padece este sector, que también ha ido paulatinamente en aumento.

¿Cuáles son en su opinión los principales retos del sector en el medio plazo?
En esos tres aspectos anteriormente mencionados residen los problemas y las soluciones para afrontar el futuro a medio plazo con buenas perspectivas. Sobre las dos primeras cuestiones, restricción a las importaciones de residuos y barreras comerciales por parte de China y EEUU, la solución pasa sin duda por la calidad del material recuperado. Si nuestras empresas quieren ser competitivas, tanto en el mercado interno como en el exterior, hay que conseguir incrementar notablemente la calidad del material recuperado. Afortunadamente, el sector dispone de la tecnología y las herramientas necesarias para conseguir que el papel y cartón recuperado tenga la calidad necesaria que el mercado viene demandando. Sin embargo, son las administraciones públicas las que deben encargarse de que la ciudadanía contribuya decisivamente a evitar que se mezclen y se contaminen los materiales cuando deposita sus residuos en los contenedores. Así se lo hemos hecho saber desde Repacar y estaremos siempre a su lado para entre todos ayudar a conseguir este objetivo, que será decisivo para poder seguir posicionando a nuestras empresas y a nuestro país en los lugares de cabeza de la Unión Europea en recuperación y reciclaje de papel y cartón.
Por último, consideramos que la obtención de la consideración de fin de residuo para el papel y cartón recuperado, recientemente anunciada por el Ministerio, supondrá el aumento de la competitividad de las empresas y disminuirá notablemente esa carga administrativa que hoy en día tienen que soportar los actores de nuestro sector.

¿Con qué problemas se encuentran sus empresas a la hora de desarrollar su trabajo?
En los inicios de la historia de este sector se parte de una situación absoluta de libertad de mercado. Con el incremento de la concienciación medioambiental en los países más desarrollados surgen las primeras legislaciones en materia de residuos. En apenas 30 años, el sector ha pasado de la ausencia de regulación a estar sometido a legislaciones muy estrictas tanto en el ámbito europeo como en el nacional. Desde Repacar, firmes defensores del desarrollo sostenible, estamos de acuerdo con que se establezcan unas reglas de juego iguales para todos que velen por evitar que los residuos sean gestionados de forma incorrecta. Sin embargo, la realidad nos dice que no solo no se ha acabado con esas empresas que gestionan residuos de forma ilegal, sino que han crecido auspiciadas por la grave crisis económica que ha atravesado Europa. Paralelamente a éstas, operan otras muchas empresas que cumplen con todas sus obligaciones legales y fiscales y que esta numerosa carga administrativa a la que les han sometido las distintas administraciones públicas no solo resta su competitividad, sino que incluso pone en serio riesgo su viabilidad económica en forma de numerosos costes derivados de tener que cumplimentar numerosos registros y los trámites a realizar en las distintas comunidades autónomas.

¿Cuáles son los aspectos normativos que más influyen en su actividad? ¿Cómo podrían mejorarse desde la Administración algunos de ellos?
Principalmente aquellos que derivan en numerosas cargas burocráticas al tener que cumplimentar diferentes registros para un mismo fin. La solución pasa, así lo venimos reclamando, por la simplificación administrativa y la unificación de criterios entre las distintas comunidades autónomas. Sin olvidar un aspecto esencial: es urgente acabar con los operadores ilegales repartidos por toda la geografía española que, no solo supone un caso flagrante de competencia desleal para las empresas que cumplen puntualmente con sus obligaciones legales y fiscales, sino que ponen en serio riesgo al medio ambiente y a la salud pública.

Y desde el ámbito europeo, ¿qué tipo de normativas influyen en el sector y cuáles esperan que lo hagan en el futuro?
Muchas de las legislaciones que generan esa carga administrativa en nuestro país vienen derivadas de la transposición de las directivas europeas en materia de residuos. Por lo que la simplificación administrativa también debe darse desde las instituciones comunitarias.
Otro aspecto en el que la Unión Europea debe incidir es en el fomento del uso de las materias primas secundarias frente a las materias vírgenes no renovables. Si de verdad hay una apuesta decidida por una economía circular, hay aspectos que no cotizan en bolsa como la reducción de emisiones contaminantes o el desarrollo sostenible que claramente juegan a favor de la reutilización y del uso de materias primas recicladas y que Bruselas debe imponer a través, por ejemplo, de factores como la contratación pública verde.

El concepto de economía circular forma parte del ADN de Repacar. ¿Cómo se traduce este concepto en el trabajo y el día a día de Repacar y de las empresas que forman parte de la asociación?
Para entender el trabajo que desarrollan las empresas asociadas a Repacar nos tenemos que remontar a los primeros recuperadores en nuestro país. Ellos ya practicaban una economía circular antes incluso de que se acuñara este término. Ese ha sido siempre su espíritu empresarial: convertir en recursos aquellos residuos que la sociedad desechaba. Gracias a esa visión hoy somos conscientes de que no podemos seguir despilfarrando materias primas esenciales que a este ritmo de crecimiento se agotarán. Su propuesta es otro tipo de modelo en el que todos los residuos son susceptibles de ser aprovechados para múltiples usos.

Suponemos que ya están preparando el próximo Congreso del Reciclaje de Papel. ¿Qué novedades habrá en la próxima edición?
El Congreso de Reciclaje de Papel es el principal evento del sector a nivel nacional y, año tras año, se consolida su carácter internacional gracias a la presencia de las empresas y entidades europeas de referencia.
Para Repacar, el congreso es el principal evento del año y nuestras expectativas siempre son máximas. El congreso es el principal punto de encuentro de nuestros socios, ya que debido a la dispersión geográfica de las empresas que forman parte de Repacar no es fácil coincidir en la misma convocatoria.
Un año más contamos con un fuerte apoyo institucional, tanto por parte del Ministerio para la Transición Ecológica, como por la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid, y con una amplia representación internacional. Así, participarán ponentes de primer nivel que abarcarán temas del máximo interés para el sector, como es el futuro de las materias primas secundarias o el próximo marco normativo.
Con las diferentes ediciones, hemos ido creciendo en número de asistentes y para esta convocatoria, esperamos crecer aún más. En definitiva, el congreso que este año nos reúne bajo el lema “50 años transformando residuos en recurso” es una ocasión única para adquirir e intercambiar conocimientos sobre el sector, entablar o afianzar relaciones comerciales, conocer nuevos modelos de negocio y de permanecer conectado con el resto de actores que participan en la cadena del reciclado.

¿Cómo animaría al profesional del sector a participar en el mismo?
Como ya he mencionado anteriormente, estamos en un momento crucial en el que la unidad del sector es la única solución para hacer frente a todos los retos presentes y venideros. En el Congreso de Repacar estarán todos los actores de la cadena del reciclaje de papel y cartón, incluidas empresas, administraciones públicas y expertos. Por tanto, es un acontecimiento anual irrepetible para recibir e intercambiar conocimientos y ponerse al día de las cuestiones que más impacto tienen y tendrán en la gestión de este tipo de residuos.

¿Qué sinergias mantiene con otras asociaciones del sector del reciclaje?
Repacar mantiene una estrecha relación con las principales asociaciones dedicadas al reciclaje en nuestro país y fuera de él.
Dentro de España representamos al sector en CEOE, AENOR, Recipap, El Foro del Papel, Foro de la Recuperación y el Reciclado, Packnet, etc. A nivel internacional formamos parte de la Confederación Europea de Industrias del Reciclaje (EuRIC), de la European Recovered Paper Association (ERPA) y del Consejo Internacional del Reciclaje (BIR).

Por último, Repacar celebra su 50 aniversario en 2018. ¿Qué resumen se puede hacer de estos años trabajando en favor del reciclaje? ¿Cómo lo están celebrando?
Además de la cena de gala que celebramos en Madrid para conmemorar ese medio siglo de vida, Repacar ha editado un libro que resume fielmente esos 50 años de historia y que pretendemos que sea un material de referencia y de consulta para poder entender la historia de este sector. También hemos creado un vídeo en el que los principales protagonistas de la recuperación de papel y cartón en España cuentan los inicios, el desarrollo y el momento actual de esta actividad.
De todos estos años trabajando para el sector, hay una frase de Jonas Salk con la que nos sentimos plenamente identificados: “La recompensa al trabajo bien hecho es la oportunidad de hacer más trabajo bien hecho”. Con ese espíritu, Repacar ha cumplido 50 años y esperamos cumplir otros tantos en defensa de un sector que es y será esencial para ese nuevo modelo de economía circular hacia el que se encamina Europa.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus