10 de abril, 2017 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Grundfos llevó a cabo hace unos meses la primera instalación de su sistema de bombeo con apoyo de instalación solar fotovoltaica que funciona con el nuevo inversor Grundfos RSI. La instalación se encuentra en Santa Cruz del Retamar (Toledo) y ofrecerá servicio a un viñedo de la finca y bodega Borbotón.

La compañía Grundfos ha llevado a cabo la primera instalación a nivel mundial de un sistema de bombeo con apoyo de instalación solar fotovoltaica que funciona con el nuevo inversor Grundfos RSI. La instalación se encuentra situada en Santa Cruz del Retamar (Toledo) y dará servicio de riego a un viñedo de la finca y bodega Borbotón. Se trata de una finca de 50.000 metros cuadrados, de los que 40.000 metros están dedicados a viñedos (2.700 cepas) y el resto a diferentes plantaciones. Las variedades de uva Syrah y Petit Verdot en una zona habitual de garnacha hacen necesaria la implementación de un sistema de regadío a través de un sistema de suministro energético no convencional. La finca Borbotón se encuentra a las afueras de Santa Cruz del Retamar y la estimación de consumo es de 2.000 metros cúbicos por hectárea y año.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus