3 de julio, 2015 Reportajes comentarios Bookmark and Share
< Volver

Durante 2014 Sigaus recuperó a través de su red de gestión 126.089 toneladas de aceites industriales usados, la práctica totalidad del residuo generado en España tras la utilización de las 278.341 toneladas de aceite industrial puesto en el mercado nacional por las empresas adheridas a Sigaus.

El aceite industrial usado que se genera tanto en los vehículos como en procesos, equipos y maquinas industriales, contiene un alto poder contaminante que puede provocar graves daños medioambientales si no se gestiona adecuadamente. Su eliminación por incineración incontrolada o vertido afecta seriamente a la calidad del aire, así como al agua y al suelo. Sin embargo, si ha sido correctamente extraído y almacenado puede ser valorizado en su totalidad, aportando importantes beneficios medioambientales en cuanto al aprovechamiento de los recursos contenidos en el aceite usado, ya sean materiales o energéticos, suponiendo un importante ahorro en el consumo de recursos no renovables.

Para evitar el impacto ambiental de este residuo peligroso, Sigaus pone en marcha mecanismos operativos y económicos que garantizan la recogida de este residuo en cualquier punto del territorio nacional, ya sea en una pequeña localidad o en una gran ciudad, asegurando que la totalidad del aceite usado recuperado tenga un correcto tratamiento, cumpliendo los objetivos ecológicos establecidos en el Real Decreto 679/2006, en cuanto a recuperación, valorización y regeneración de los aceites usados que se generan en España.

Objetivos ecológicos cumplidos
Por octavo año consecutivo, Sigaus logró cumplir, en nombre de sus compañías fabricantes e importadoras de aceites industriales adheridas, los objetivos medioambientales recogidos por la legislación vigente que regula la gestión de los aceites industriales usados, y que obliga a las empresas que comercializan o introducen aceites industriales en el mercado español a gestionar los aceites usados que se generan con el consumo de sus productos.

Así, de las 278.341 toneladas de lubricantes comercializadas en el mercado español durante 2014 por sus empresas adheridas, SIGAUS recuperó 126.089 toneladas de aceite usado, un volumen equivalente a la recogida de 510 toneladas diarias, y que supone la práctica totalidad del residuo ya que, la tasa de recuperación alcanzada del 45,30% es superior a la cifra media de generación de aceite usado considerada como aceptable por las autoridades ambientales, que se sitúa entre el 40 y el 44% del aceite puesto en el mercado.

El aceite usado recuperado fue valorizado en su totalidad, destinando a procesos de regeneración 85.438 toneladas, lo que supone un 69,92% del total de aceites usados recogidos aptos para ser regenerables. Esta cantidad supone haber superado en cinco puntos porcentuales el objetivo de regeneración establecido por la actual normativa que, como tratamiento prioritario, es del 65%.

Del tratamiento mediante regeneración se obtienen importantes beneficios medioambientales. Concretamente, de la cantidad de aceites usados que se destinaron a regeneración, se pudieron devolver al mercado 56.902 toneladas de bases lubricantes. Para conseguir la misma cantidad se habrían necesitado más de 26 millones de barriles de petróleo. Además de reintegrar el aceite usado en el proceso productivo de nuevos aceites lubricantes, se evitó la emisión a la atmósfera de 257.557 toneladas de CO2 (por cada tonelada de aceite usado destinada a regeneración se evita la emisión de 3 toneladas de CO2 a la atmósfera, que se producirían si su destino fuera el tratamiento y su posterior combustión).

Salvo 414 t que fueron recicladas en procesos industriales, el resto del aceite usado recuperado se destinó a tratamientos para su posterior valorización energética. En total, 40.236 toneladas que fueron previamente tratadas para la producción de un combustible alternativo, de similares cualidades al tradicional fueloil, y que es usado en centrales térmicas, en cementeras, papeleras u otro tipo de hornos industriales. A través de este proceso se generaron 36.213 toneladas de fuel procesado, que contienen una energía equivalente a 436 GWh, el consumo anual de cerca de 101.000 hogares españoles de tipo medio. 

1,1 millones de toneladas de aceites industriales usados recuperados desde 2007
Desde 2007, Sigaus coordina y financia las actuaciones de la industria gestora, tanto en la fase de recogida como de tratamiento final, con el fin de que se lleve a cabo una gestión adecuada del 100% del aceite usado producido, evitando con ello su impacto ambiental. De esta forma, durante sus 8 años de actividad, Sigaus ha hecho posible la recuperación de 1,1 millones de toneladas de este residuo peligroso, y la regeneración de más de 770.000 toneladas que han dado lugar a más de 500.000 toneladas de nuevos lubricantes, cantidad superior a la del consumo anual de todo el país. En términos ambientales, este acumulado histórico habría evitado la emisión de 2,3 millones de toneladas de CO2 y la generación de más de 4.200 GWh de energía contenida en el combustible producido a partir del aceite usado, y que equivale al consumo anual de un millón de hogares.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus