Empresas Premium

21 de marzo, 2022 Productos comentarios Bookmark and Share
< Volver

En todos los procesos industriales, incluso un aumento del 5% en la eficiencia del proceso supone una diferencia significativa. ¿Puedes imaginarte el impacto de una mejora del 20% en el rendimiento de estos procesos? Pues esos son los márgenes en los que se mueve la eficiencia de la aireación con los innovadores Turbosoplantes de Pedro Gil.

¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es un turbosoplante?
La acción de los gases de escape hace girar una turbina (el turbosplante), que acciona un compresor, el cual inyecta más aire en el motor, permitiendo que éste sea más eficiente, aumentando la potencia disponible y disminuyendo el consumo de combustible y el peso.

¿Cuál es el funcionamiento de la tecnología del turbosoplante?
El concepto de compresión de un compresor centrífugo o de un compresor dinámico con diseño radial es utilizado por un turbosoplante de alta velocidad de una sola etapa. Ambos trabajan bajo presión constante. Su capacidad para suministrar aire comprimido sin pulsaciones depende de las circunstancias ambientales externas.

En un turbosoplante, el aire es arrastrado axialmente hacia el centro del impulsor por los álabes radiales. A continuación, la fuerza centrífuga lo empuja radialmente. La rotación del impulsor aumenta la velocidad del aire (energía cinética).

El aire es impulsado hacia abajo a través de difusores y volutas, convirtiendo la elevada energía cinética en energía potencial (presión). Más tarde, cuando el aire se expande, se ralentiza. En general, la energía cinética se convierte en presión mediante el principio de Bernoulli, que establece que la presión es inversamente proporcional a la velocidad al cuadrado.

El mejor rendimiento de un turbosoplante se obtiene cuando funciona dentro de su rango de flujo de aire definido. El rendimiento de los turbosoplantes es una función tanto de la presión como del caudal de aire, y se ve restringido por la sobrecarga y el estrangulamiento.

La duración está garantizada con un mantenimiento mínimo
Si las unidades de aireación eran una maravilla cuando funcionaban con el sistema de lubricación por aceite, que reducía enormemente la fricción del eje, lo son aún más ahora que se ha utilizado un enfoque diferente, y mucho más eficiente, para la gama actual.

Consiste esencialmente en un sistema de cojinetes de paletas de aire que evita que el cojinete y el eje entren en contacto, lo que provocaría un desgaste y obligaría a sustituirlos con frecuencia, pero no es el caso. De hecho, los turbosoplantes tienen una capacidad de arranque y parada de hasta 100.000 veces.

En resumen, el nuevo modo de funcionamiento, en el que los aerodeslizadores desempeñan un papel fundamental, garantiza la calidad y la durabilidad, lo que se traduce en un importante ahorro de dinero, energía y tiempo.

Protección del medio ambiente
Además de las ventajas enumeradas anteriormente, hay una que es especialmente significativa: el mínimo impacto medioambiental de los nuevos turbosoplantes, que está estrechamente relacionado con el nuevo sistema de cojinetes de láminas de aire, un procedimiento que, como se ha dicho anteriormente, utilizaba aceite para disminuir la fricción entre los ejes.

Sin embargo, ahora están totalmente exentos de aceite, lo que evita el daño medioambiental causado por la liberación de compuestos peligrosos. Además, como los cojinetes de láminas de aire producen menos ruido, contribuyen a reducir la contaminación acústica porque los niveles sonoros emitidos son inferiores a 80 dB.

¿Qué industrias usan los turbosoplantes?
Para todas las empresas que requieren un flujo de aire comprimido, el turbosoplante ofrece una inversión de rápida recuperación:

• Para suministrar aire a los reactores en el sector energético.
• El flujo de aire es vital para los hornos, las operaciones de combustión y oxidación, y otras reacciones en las industrias mineras y de procesamiento de metales.
• En el sector petroquímico se obtienen importantes ahorros de costes al producir fertilizantes o recuperar el azufre de las refinerías. También hay plantas de tratamiento de aguas residuales y empresas cosméticas o alimentarias que requieren un tratamiento biológico del agua. El turbosoplante supone para todas ellas un ahorro y eficiencia en sus procesos industriales.

Publicidad
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus