11 de noviembre, 2020 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

La campaña ‘Un mar de posibilidades”, puesta en marcha a finales de julio por European Recycling Platform (ERP) y Grupo Amiab, en colaboración con el Gobierno de la Región de Murcia y la asociación de alojamientos turísticos de la región, HOSTETUR, ha finalizado con la recogida de más de una tonelada de Residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) y pilas en los establecimientos hosteleros del Mar Menor adheridos.

En total, se recogieron 550 kilos de pilas y 480 de residuos de pequeños aparatos eléctricos y electrónicos gracias a los más de 20 contenedores, fabricados con materiales reciclados y habilitados para tal uso, tras la finalización del estado de alarma, en los establecimientos hosteleros adheridos. La campaña incluyó el diseño de carteles, dípticos y flyers en cuatro idiomas, descargables a través de un código QR para facilitar su divulgación vía digital, respetando así las restricciones sanitarias.

Además, con el objetivo de fomentar la recogida y correcta gestión de los aparatos eléctricos y electrónicos de pequeño tamaño, así como de las pilas, cuando se convierten en residuos, durante todo el mes de agosto se realizaron una serie de actividades de entretenimiento y sensibilización ambiental para las familias alojadas en tres establecimientos de la zona: Camping Caravanning La Manga, y los Hoteles Izan Cavanna y Bahia. Un total de 250 niños participaron en los talleres.

Entre las acciones puestas en marcha, destacan los cuentacuentos, pasapalabra y los talleres de jardinería, todos ellos realizados con un escrupuloso respeto por las medidas de higiene y distancia social, imprescindibles en el actual contexto sanitario, y con una temática enfocada a la concienciación sobre la importancia del reciclaje.

Prueba de ello fue la reutilización 800 kilos de materiales procedentes de RAEE, que pudieron así tener una nueva vida útil. En concreto, para la actividad de jardinería con cactus se utilizaron como macetas, escotillas de cristal extraídas de puertas de lavadora, y como fondo de drenaje, cemento triturado procedente de los contrapesos de lavadoras. Una manera diferente de acercar a los más pequeños la importancia del correcto reciclaje de este tipo de residuos.

Tanto los denominados RAEE (residuos de aparatos eléctricos y electrónicos) como las pilas contienen materiales valiosos que pueden ser reutilizados en la fabricación de nuevos objetos, evitando así la sobreexplotación de los recursos naturales. Además, algunos de ellos incluyen también otros materiales perjudiciales para el medio ambiente y las personas que deben ser tratados correctamente al finalizar su vida útil para evitar riesgos en la salud.

ERP es un Sistema Colectivo de Responsabilidad Ampliada del Productor (SCRAP) que gestionó el pasado año en España casi 2.600 toneladas de pilas, acumuladores y baterías y casi 25.000 t de RAEE. Los SCRAP son organizaciones sin ánimo de lucro constituidas por los fabricantes e importadores de aparatos eléctricos y electrónicos (AEE) y pilas cuyo objetivo es canalizar la correcta gestión de estos tipos de residuos tal y como establecen las normativas española y europea al respecto.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus