30 de julio, 2020 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Las cinco plantas solares fotovoltaicas construidas por Naturgy, en su primer gran proyecto fotovoltaico en España y que empezaron a operar en 2019, registran una producción media anual de unos 480 Gigavatios hora (GWh) de energía, lo que equivale al consumo eléctrico de más de 128.000 viviendas, casi el 22% del total de la comunidad autónoma.

La producción de las plantas, Carpio de Tajo, ubicada en el municipio de El Carpio de Tajo (Toledo), La Nava, situada entre los términos de Puertollano y Almodóvar del Campo (Ciudad Real) y Picón I, Picón II y Picón III, en Porzuna (Ciudad Real), ha permitido desplazar el uso de otras fuentes de generación eléctrica convencional contribuyendo a reducir en más de 345.000 toneladas de CO2, adicionalmente a otras emisiones contaminantes. 

Naturgy invirtió alrededor de 167 millones de euros en la construcción de estas cinco infraestructuras: 34 millones de euros en La Nava, que cuenta con 145.464 módulos fotovoltaicos y una potencia de 49 megavatios (MW); 33 millones de euros en Carpio de Tajo, que cuenta con 148.422 módulos y una potencia de 50 MW, y 150 en el complejo solar Picón I, II y III, con una potencia total de 150 MW y 454.356 módulos. 

Como nota significativa cabe destacar que en todas estas instalaciones, Naturgy ha incorporado medidas innovadoras de carácter tanto tecnológico como medioambiental. Así, además de implantar el pastoreo controlado para controlar la vegetación de una forma natural y hacer más sostenible la gestión de la propia planta fotovoltaica, facilitando también la convivencia con la actividad ganadera de las zonas donde se ubican, se están realizando otro tipo de actuaciones para la conservación de la flora y la fauna.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus