31 de enero, 2020 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Un total de 150 centros educativos gallegos se han inscrito en la segunda edición del concurso Pilabot, organizado por la Xunta de Galicia, junto con ERP, Ecopilas y Ecolec, con el objetivo de fomentar la recogida selectiva de pilas y acumuladores portátiles entre el alumnado de primaria y secundaria de esta comunidad autónoma.

Con el reto de superar las 44 toneladas recogidas el pasado año, la conselleira de Medio Ambiente, Territorio y Vivienda, Ángeles Vázquez, ha visitado el CEIP de Ponzos, en Ferrol, en el que se ha realizado un acto para el arranque oficial de la campaña.

El concurso, que se prolongará hasta el 21 de marzo, permitirá la recogida escalonada de pilas en los 150 centros participantes, cada uno de los cuales dispondrá de un plazo de seis semanas para recoger este tipo de residuos, uno de los más contaminantes que se generan en los hogares. En palabras de la conselleira, “una sola pila de botón de las antiguas puede contaminar hasta 600.000 litros de agua, lo que equivale al consumo de 30 personas durante toda su vida”. 

En esta segunda edición, se repartirán entre los centros educativos participantes premios por valor de un total de 7.500 euros, repartidos en cuatro cheques canjeables por material escolar, deportivo y/o actividades educativas.

La campaña de este año prevé también la realización de charlas formativas en medio centenar de centros educativos y un concurso de fotografía creativa dirigido también al alumnado participante, cuyo plazo de inscripción se abrirá el 17 de febrero.

“Desde ERP valoramos mucho este tipo de acciones que implican a los más pequeños, ya que son los mejores embajadores a la hora de trasladar a sus familias la importancia de la correcta gestión por canales adecuados de estos residuos de uso tan habitual en los hogares. Su utilización en múltiples dispositivos que se han multiplicado en nuestras viviendas y oficinas en los últimos años lleva en muchas ocasiones, por desconocimiento, a que las pilas se desechen con la basura doméstica, acabando su vida en vertederos, donde contaminan el subsuelo y los acuíferos, o incineradas, donde pueden acabar liberando compuestos contaminantes a la atmósfera. Y esto es justo lo que queremos evitar con este tipo de campañas”, explica Laura Alonso, directora de European Recycling Platform (ERP) en España.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus