8 de noviembre, 2019 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

El proyecto OCEANETS ha iniciado ya las pruebas de una herramienta para evitar la pérdida y facilitar la recuperación de redes de pesca. Paralelamente, también ha comenzado ya la investigación de procesos de reciclado químico y mecánico que permitan valorizar estas redes en forma de ropa deportiva y otros productos de alto valor añadido.

El proyecto europeo OCEANETS ha iniciado ya las primeras investigaciones que permitirán lograr el doble objetivo de evitar la pérdida de redes de pesca así como su recuperación y posterior valorización en forma de productos textiles de alto valor añadido.

Concretamente, se han realizado las primeras pruebas de la herramienta de geolocalización ICT que es la que los pescadores deberán emplear a modo de prevención para señalizar las zonas en las que detecten obstáculos en los que puedan quedar atrapados sus aparejos y también para identificar los puntos en los que hayan perdido sus redes para su posterior recuperación. 

Por otra parte, en tierra firme, han comenzado también las primeras pruebas para desarrollar nuevos métodos de reciclado mecánico y reciclado químico que harán posible dar una segunda vida a las redes de pesca que hayan sido recuperadas y que ya no sean de utilidad. 

OCEANETS es un proyecto financiado por la Unión Europea y liderado por AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, que se inició hace diez meses. A lo largo de este tiempo, la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI) ha contactado con diversos actores en la cadena de valor de los aparejos de pesca (fabricación, uso, reparación y gestión de residuos) para conocer de primera mano su ciclo de vida y los retos que supone su pérdida en el mar y el reciclaje al final de su vida útil. Para ello, ARVI ha trabajado con sus barcos asociados, que traen las redes inservibles a puerto, con los rederos, que fabrican y reparan dichos aparejos y con agentes gestores de residuos. Es el caso de Tecnopesca, fabricante de aparejos, cuyos profesionales han colaborado en la determinación de la composición cualitativa y cuantitativa de un aparejo típico de arrastre en Gran Sol y la toma de muestras de sus diferentes fracciones para el análisis y valorización, de cara al posterior reciclaje. 

Actualmente, se están realizando las primeras pruebas de reciclado químico con las redes de poliamida para la obtención de fibras que permitan producir prendas de ropa deportiva. En el caso del resto de aparejos, AIMPLAS está investigando procesos de reciclado mecánico y compounding que permitan mejorar las propiedades del material para su incorporación posterior a distintas aplicaciones de valor añadido. 

OCEANETS es un proyecto en el que también participan ECOALF, la Universidad de Vigo, Sintex y Asociación Vertidos Cero y que está alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas por el compromiso que supone con una producción y consumo responsables así como con la vida submarina. El proyecto ha recibido financiación del EASME (European Maritime and Fisheries Fund) de la Unión Europea bajo el número de acuerdo EASME/EMFF/2017/1.2.1.12/52/03/552.789390 (OceaNets).

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus