22 de noviembre, 2018 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Bajo el lema “Gracias por echar una mano”, SIGRE ha lanzado una nueva campaña de concienciación dirigida a sensibilizar al ciudadano sobre la necesidad de colaborar en el correcto reciclado de los envases vacíos o con restos de medicamentos, depositándolos en el Punto SIGRE de la farmacia.

La campaña hace especial hincapié en la importancia que tiene, para el medio ambiente y la salud pública, reciclar correctamente los envases y los restos de medicamentos, caducados o que no se necesiten, para darles un correcto tratamiento medioambiental. 

Además, de manera particular, reconoce y agradece la colaboración de los ciudadanos para cerrar adecuadamente el ciclo de vida del medicamento y la contribución de cada uno de los agentes del sector farmacéutico para lograr los dos objetivos para los que se puso en marcha SIGRE. 

El objetivo medioambiental, con el fin de evitar que estos residuos se tiren a la basura o se arrojen por el desagüe, con el consiguiente riesgo de contaminación del suelo, el agua, los ríos o los ecosistemas. Y el objetivo sanitario, para retirar de los hogares los medicamentos caducados, en mal estado de conservación o los restos de tratamientos ya finalizados para evitar problemas derivados de un uso inadecuado de los mismos. 

Con respecto al primero de los objetivos, el 97% de los ciudadanos considera que tirar los restos de medicamentos a la basura o por el desagüe perjudica “bastante o mucho” al medio ambiente. 

En relación al segundo, cabe destacar que en 9 de cada 10 hogares se revisa el botiquín con cierta regularidad. Este hábito socio-sanitario cobra una especial importancia si tenemos en cuenta que en el 95% de las ocasiones en las que se revisa el botiquín, se retira algún medicamento caducado o en mal estado de conservación. 

Además, el 87% de los españoles considera que automedicarse con medicamentos sobrantes de tratamientos prescritos por el médico y almacenados en el botiquín doméstico puede entrañar algún riesgo para su salud. 

Los ciudadanos disponen de 21.779 Puntos SIGRE y ratifican que el lugar más adecuado para su ubicación es la farmacia, por la cercanía al domicilio, la seguridad y la confianza en el farmacéutico. 

En palabras de Juan Carlos Mampaso, Director General de SIGRE, “el doble beneficio, medioambiental y sanitario, que se obtiene reciclando en el Punto SIGRE los envases, vacíos o con restos de medicamentos, ha motivado al ciudadano a colaborar con esta iniciativa de forma muy activa”. 

La campaña, que se desarrollará en prensa, televisión y medios digitales, además de informar al ciudadano sobre qué depositar en el Punto SIGRE de la farmacia, le agradece su colaboración en la recogida selectiva de estos residuos para cuidar tanto de su salud como de la salud de la naturaleza. 

Además, destaca el compromiso del sector farmacéutico para proteger el medio ambiente y fomentar el uso responsable del medicamento, prestando una especial atención al cumplimiento de los tratamientos con antibióticos y la adecuada gestión de sus envases y residuos, con el fin de contribuir a paliar el problema de las resistencias bacterianas, uno de los principales problemas de salud pública a nivel mundial. 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus