20 de julio, 2018 Actualidad Industriambiente comentarios Bookmark and Share
< Volver

Urovesa, dedicada al sector de la automoción industrial y militar, ha equipado este vehículo de GNC con una caja de cambios Allison de la Serie 3000 que optimiza el rendimiento del combustible alternativo.

Allison Transmission estuvo presente en Tecma, Feria Internacional del Urbanismo y Medio Ambiente, donde presentó el camión K6-G de Urovesa equipado con la caja completamente automática Allison de la Serie 3000 que permite al motor de Gas Natural Comprimido (GNC) experimentar una mayor capacidad de respuesta en la aceleración que con una caja de cambios manual a manual automatizada. 

Las aplicaciones del nuevo K6-G son, entre otras, reparto de mercancías, saneamiento, limpieza a presión y barredoras, emergencias o recogida de residuos. Su chasis tiene 18 toneladas de masa máxima, con ancho reducido (menor de 2 metros). 

Para los conductores del segmento municipal, las cajas automáticas Allison Transmission resultan idóneas frente a las manuales o las manuales automatizadas. Justo Sierra, CEO de Urovesa, afirma: “Los operadores valoran fundamentalmente la comodidad y la ergonomía. El trabajo en estas aplicaciones demanda muchos ciclos de arranque-circulación-parada, lo cual al final del día se convierte en una actividad agotadora con un cambio manual”. 

Del mismo modo, la caja automática Allison tiene a su favor su facilidad de uso, que reduce la posibilidad de cometer errores en la conducción. “Con Allison el motor y la cadena cinemática quedan protegidos. Su alta fiabilidad también revierte en menores costes de mantenimiento y, por tanto, en una mayor productividad en la explotación del vehículo a lo largo de su ciclo de vida. Además, las reducidas dimensiones del vehículo le permiten trabajar y circular por cascos urbanos con calles estrechas, transportando equipos y cargas pesadas, pero cumpliendo con las normativas medioambientales más exigentes gracias a su motor ecológico”, añade Justo Sierra. 

Mirando hacia el futuro
La suma del motor a GNC y la transmisión automática Allison supone un binomio óptimo en lo que se refiere a las últimas tecnologías en vehículos de trabajo. Las cajas de cambio automáticas Allison son la opción preferida para los camiones de gas natural, que ofrecen una mejor respuesta gracias a la tecnología patentada del convertidor de par. El convertidor de par de Allison multiplica el par motor de forma que se incrementa significativamente la capacidad de arranque y el arranque mismo del vehículo, incluso en pendientes pronunciadas. 

Justo Sierra ensalza este tándem: “Por una parte, tecnologías limpias que cumplen los objetivos medioambientales, actuales y futuros, para vehículos que circulen en entornos urbanos. Por otra, ergonomía de trabajo, bajo mantenimiento y eficiencia de uso”. 

No en vano, hace dos años, Urovesa decidió apostar por este combustible. “Sin duda es una fuente energética más sostenible, porque cumple los estándares de emisiones más exigentes, tanto actuales como futuros, reduciendo además los costes de explotación”. 

En Urovesa anticipan que la evolución del sector municipal tiende inevitablemente hacia una apuesta por la sostenibilidad. “Las ciudades han crecido de forma exponencial en población y extensión, pero también en necesidades y servicios que antes no se demandaban. Este crecimiento de necesidades plantea nuevos retos y necesidad de dar solución a los mismos, y gran parte de esa solución pasa por una movilidad sostenible de personas y mercancías”, concluye Justo Sierra. 

Allison y Urovesa, excelentes resultados juntos
Como afirmó Trond Johansen, responsable de Promoción de Ventas de Allison Transmission en España durante la feria: “Las transmisiones Allison de la Serie 3000 están diseñadas para vehículos de uso comercial de peso medio y fabricadas para adaptarse y funcionar en todo tipo de condiciones. Incorporan funciones como la 5ª Generación de Controles Electrónicos de Allison para un mejor funcionamiento, así como un retardador de salida integrado opcional para una mejor frenada y un menor desgaste del freno. Además, el FuelSense® permite un importante ahorro de combustible”. 

Urovesa fue la primera empresa en España en incorporar cajas automáticas Allison para aplicaciones, tanto civiles como militares en todo terreno, en 1989. “Desde entonces, hemos fabricado más de 7.000 vehículos con cajas automáticas Allison y debo decir que ha sido un éxito rotundo a nivel de valoración por parte de nuestros clientes. Y la fiabilidad ha sido máxima”. 

Asimismo, la suma del retardador “evita la necesidad usar permanentemente el freno, especialmente en pendientes, lo cual se traduce en una mayor comodidad y, al fin y al cabo, en una mejora de la seguridad”, añade Justo Sierra. “Recomiendo Allison Transmission absolutamente, es una referencia a nivel mundial en cajas automáticas industriales y su calidad y fiabilidad están sobradamente demostradas”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus